Bandera

Reino de Camboya 2008

9 de marzo, Saigón 18 de marzo, Hue, Hanoi
10 de marzo, Saigón 19 de marzo, Hanoi
11 de marzo, Tay Ninh, Cu Chi, Saigón 20 de marzo, Bahía de Ha Long
12 de marzo, Vinh Long, Can Tho 21 de marzo, Bahía de Ha Long, Siem Riep
13 de marzo, Phong Dien, Cai Rang, Saigón 22 de marzo, Angkor Vat
14 de marzo, Danang, Hoi An 23 de marzo, Angkor Vat
15 de marzo, Hoi An 24 de marzo, Angkor Vat, Saigón
16 de marzo, Mi-Sön, Hoi An 25 de marzo, Saigón
17 de marzo, Hue Datos económicos del viaje

22 de marzo, sábado

    Salimos a las cinco y media hacia el que fue el mayor templo religioso del mundo: el Angkor Vat, consagrado al dios hinduista Vishnu. Por el camino, Bivol nos enseña unas frases en camboyano: "Hola" se dice "sus-dei", "¿qué tal estás?", "sóso bai dei?", "gracias", "ookúm", "ya tengo", "coñón mien jai". Esta última frase viene muy bien cuando los vendedores de fruslerías te atosigan más de la cuenta. Se quedan perplejos cuando les respondes "coñón mien jai"; no se lo esperan y se ríen las muelas.
Posando para las fotos de boda
    Aunque parece que es muy temprano ya estamos aquí todos los turistas con la cámara en la mano dispuestos a disparar en cuanto el sol se asome sobre la torre central del Angkor Vat. Y tú me dirás: ¿a qué ton eso de esperar al amanecer? Pues muy sencillo: el turismo mayoritario es japonés y para ellos ver amanecer y atardecer es algo mágico, no me preguntes el porqué. Y dentro del mismo paquete vamos todos. De todas formas me gusta levantarme tan temprano, así se aprovecha mejor el día.
    Así que Vibol nos conduce hasta la orilla del lago, que es el mejor sitio para hacer la foto, y mientras esperamos junto con mil turistas más, a que el sol asome, nos instruye: "Angkor Vat fue el templo principal de la capital del imperio Jemer, que en su máxima extensión, allá por el 1210, comprendía los actuales estados de Camboya, Tailandia, Laos, Vietnam, parte de Birmania y Malasia".
    —¿Qué origen étnico tenían los jemeres?
    —Fueron indios que se asentaron en estas tierras en el siglo uno, por tanto, practicaban el hinduismo, aunque hacia 1300, el rey cambió la religión oficial al budismo therevada.
    —¿Y la clave de su prosperidad?
    —Un sistema hidráulico muy bien ideado que aseguraba la disponibilidad de agua durante todo el año. Construyeron presas que, durante la estación del monzón (mayo a octubre), retenían el agua que bajaba de los montes Kulen y una red de canales garantizaba el suministro en los períodos de sequía. Así se aseguraban una cosecha estable de arroz todo el año.
    —¿Y qué causó su declive?
    —No se sabe; se sospecha que el sistema hidráulico falló; bien por exceso o por falta de agua. El estudio de los granos de polen encontrados en el limo y de los anillos de crecimiento del árbol po-mu nos dicen que hubo sequías extremas entre 1362 y 1392 y entre 1415 y 1440 y también, otros años de monzones exageradamente intensos. El caso es que, tras varias guerras contra Champa y los Thai, el imperio se redujo cada vez más hasta perder también la salida al mar cuando Vietnam se anexionó el delta del río Mekong. Estos templos se abandonaron por completo en torno a 1600.
    Mientras Vibol nos habla, me fijo que toda la orilla del lago está llena de ranitas diminutas. Las libélulas es otro animal que verás constantemente en esta época del año.
    —¿De dónde se trajeron las piedras para su construcción?
Templo Bayon, centro de la antigua ciudad Angkor Thom
    —Las piedras se traían de una cantera a cuarenta kilómetros. Se aprovechaba las crecidas de los ríos en la época de lluvias para transportarlas.
   Lo más llamativo del Angkor Vat son sus cinco cúpulas o prasats que simbolizan las montañas sagradas, moradas de los dioses, y también, los magníficos relieves esculpidos en las paredes del templo, muy bien conservados, que dan una información tremenda sobre la vida en aquella época.
    El Angkor Vat fue construido bajo el mandato del rey Suryavarman II con el pretexto de honrar al dios Vishnu, aunque en realidad terminó por convertirse en su mausoleo.
   Pero este complejo religioso, el mayor del mundo, no solo es el Angkor Vat, aún nos quedan por ver muchos templos y lo mejor de todo es que cada uno tiene su propia personalidad y todos son fascinantes, así que regresamos al hotel para desayunar y volveremos por la tarde con Vibol para continuar con las visitas.
    Aprovechando que nuestro hotel está en el centro de la ciudad, salimos para recorrer las calles de Siem Reap y su mercado pero volvemos pronto al hotel porque el sol atiza muy fuerte y además, queremos disfrutar de su peculiar piscina.
   A las cuatro nos recoge de nuevo Vibol y esta vez recorremos el interior de las murallas de Angkor Thom, donde vivía la corte, los sacerdotes y los altos funcionarios. La plebe vivía fuera y se estima que alcanzaron el millón de habitantes. Visitamos los templos principales: Bayon, Baphuon y las terrazas de los Elefantes y del Rey Leproso. Asistimos a una multitudinaria puesta de sol en Phnom Bakheng.

Copyright © 2008- MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.