Bandera

República Socialista de Vietnam 2008

9 de marzo, Saigón 18 de marzo, Hue, Hanoi
10 de marzo, Saigón 19 de marzo, Hanoi
11 de marzo, Tay Ninh, Cu Chi, Saigón 20 de marzo, Bahía de Ha Long
12 de marzo, Vinh Long, Can Tho 21 de marzo, Bahía de Ha Long, Siem Riep
13 de marzo, Phong Dien, Cai Rang, Saigón 22 de marzo, Angkor Vat
14 de marzo, Danang, Hoi An 23 de marzo, Angkor Vat
15 de marzo, Hoi An 24 de marzo, Angkor Vat, Saigón
16 de marzo, Mi-Sn, Hoi An 25 de marzo, Saigón
17 de marzo, Hue Datos económicos del viaje

14 de marzo, viernes

    A las diez nos llevarán al aeropuerto para tomar el vuelo a Danang, así que aprovechamos para visitar el Museo de Historia de Vietnam por nuestra cuenta, muy próximo al zoológico y a escasos diez minutos andando desde el Legend.
    El tráfico matutino es increíble; la riada de motocicletas no se detiene ante nada. Cuando se produce algún parón por semáforos, las motos se desbordan por las aceras y si se tercia, circulan en dirección contraria. Al cruzar la carretera hay que estar en constante alerta en ambas direcciones porque no siempre respetan los semáforos.
    El museo dispone de trece salas y contiene una dentadura de un Homo erectus de 500000 años, varias estacas afiladas del año 938 empleadas en la guerra contra los chinos, estatuas de Buda de hace 1600 años, etc. El zoológico aledaño y el jardín botánico bien merece un vistazo rápido, a pesar de su estado algo descuidado.
Con nuestro guía Tue en el Museo Cham de Danang
    Regresamos al hotel justo a tiempo para que Tuan nos conduzca al aeropuerto Tan San Nhat donde tomamos el vuelo de Vietnam Airlines VN 324 (11:20 - 12:30) hacia Danang.
    El guía que nos recibe en Danang también se llama Tuan, como el de Saigón, y sí, lo has adivinado, también aprendió español en Cuba.
    El tráfico y el ritmo de vida en Danang no tiene nada que ver con la vorágine de Saigón, aquí todo es más sosegado. De Danang sólo vamos a visitar el Museo de Escultura Cham, que expone unas 450 esculturas mayormente hinduistas de cuando el pueblo cham reinó en esta zona. Danang fue capital del imperio Champa durante 125 años, hasta el año 1000 y se llamaba Indrapura. Los cham tienen un origen malayo-polinesio-indonesio aunque la aristocracia que fundó el estado cham provenía del este de la India. El estado cham alcanzó desde Hue hasta el delta del Mekong y casi desapareció tras la invasión de los vietnamitas. La escultura cham más completa que se conserva es la de Ganesha, el dios con cabeza de elefante, símbolo de la sabiduría. Tuan nos cuenta su rocambolesca historia: Ganesha era el hijo primogénito de Shiva, un chico muy inteligente, pero discutía mucho con su padre; en una discusión acalorada, Shiva le cortó la cabeza, luego recapacitó y se dio cuenta que su hijo llevaba razón, así que seccionó la cabeza de un elefante y se la colocó. Su esposa es Uma, la mujer con muchas manos.
    Vemos también estatuas representando bodisatvas (santos budistas). Muchos bodisatvas son imaginarios y representan virtudes aisladas del Buda: la sabiduría, la felicidad, la compasión, etc. Otras veces, representan a personas reales que posponen la iluminación final para quedarse en la tierra y ayudar a los demás.
    Y todas esas pilas con esos falos saliendo de su centro? Son para la ceremonia de la purificación (bautismo), muy importante en el hinduismo, se lleva a cabo en una pila coronada por un lingam, símbolo que representa el poder de Shiva.
    Observamos también muchas esculturas de animales mitológicos, influencia de la cultura de Java.
   En la base de un pedestal, diversas escenas nos cuentan la épica historia del príncipe Rama, que venció al malévolo Ravana y así liberó a su mujer Sita.
    Sabéis la diferencia entre un templo y una pagoda? En los templos se honra a todos los dioses, también a cualquier personaje real o mitológico. En una pagoda se honra sólo a Buda y el resto de figuras son guardianes o algún otro personaje del budismo.
   Salimos de Danang y dejamos la playa de China a nuestra izquierda, a poca distancia nos detenemos a los pies de la Montaña de Mármol, donde se diría que el pueblo entero vive de la talla del mármol, que por cierto, ya no se extrae de esta montaña, sino de la provincia aledaña de Quang Nam. La visita comercial del día es una fábrica de esculturas que envía figuras de Buda, leones, dragones y dioses a todas partes del mundo, sobre todo a Estados Unidos, Canadá y China.
Bonzos subiendo a la Montaña de Mármol
    Una leyenda vietnamita de hace doscientos años cuenta que una princesa vino a meditar a esta montaña y el emperador se quedó prendado de la belleza del lugar y mandó construir alguna pagoda, las escaleras, etc. Sus centros de interés actuales son las pagodas Tam Son, Tam Thai y Linh Ung, la cueva que era utilizada por el Vietcong y una lápida recuerda una escuadrilla de veintidós guerrilleros que antes de morir destruyeron diecinueve aviones estadounidenses.
    Desde la cima de la montaña vemos varias islas donde, según Tue, se recogen nidos de golondrina que cuestan a cuatro mil dólares el kilo y, mira qué casualidad, según bajamos las escaleras encuentro un puesto de refrescos con uno que se llama precisamente Nido de Golondrina (Nuóc Yn). A ver qué tal está ... glup, glup... uhmm... glup, glup ... pues bueno... sabe como una de esas insulsas bebidas refrescantes que toman los deportistas con el añadido de unos sólidos en suspensión gelatinosos. No es desagradable pero no repetiré.
    Continuamos hasta el Golden Sand Resort de Hoi An, al lado de la playa y con una buena piscina. La cena bufé resulta estupenda en cuanto a su contenido aunque el servicio ha sido algo lento; los camareros parece que se esconden cuando se les necesita.

Copyright 2008- MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.