Los viajes de Mariano

República de Turquía 2002

14 de julio, Estambul22 de julio, Éfeso 30 de julio, Ankara, Safranbolu
15 de julio, Estambul 23 de julio, Afrodisias, Pamukkale 31 de julio, Amasra
16 de julio, Estambul 24 de julio, Hierápolis, Yesilada 1 de agosto, Safranbolu, Estambul
17 de julio, Estambul, Bursa 25 de julio, Egerdir, Konya 2 de agosto, Estambul
18 de julio, Bursa 26 de julio, Aksaray, Güzelyurt 3 de agosto, Estambul
19 de julio, Dikili 27 de julio, Ihlara, Selime, Güzelyurt 4 de agosto, Estambul
20 de julio, Pérgamo, Çesme 28 de julio, Derinkuyu, Uçhisar
21 de julio, Selçuk 29 de julio, Ávanos, Ürgup

4 de agosto, domingo.

    Pasamos la mañana viendo el interior de la iglesia Santa Sofía o 'de la Divina Sabiduría'. La ordenó construir Justiniano en el año 537 en plena epidemia de peste. Fue un esfuerzo más por restablecer la grandeza del antiguo Imperio Romano. Lo más sobresaliente era la aparente falta de sujeción de la cúpula, aunque no duró mucho: once años más tarde se derrumbó en un terremoto.
Museo de Santa Sofía
    Después de la caída de Constantinopla en 1453 siguió como mezquita hasta 1935, año en que Atatürk la convirtió en museo.
    A la izquierda de la puerta imperial se encuentra la columna que llora; tiene un revestimiento de cobre en el que se ha practicado un agujero; según la leyenda, aquellos que introducen el dedo y formulan un deseo lograrán verlo realizado si, al sacarlo, se encuentra mojado.
    A la izquierda del Mihrab se encuentra el palco del Sultán, construido por Ahmed III, allá por el 1700 para que pudiera rezar sin ser visto.
    Y como todo lo que empieza se acaba, a las tres nos recoge una buseta que nos traslada al Havalimani Atatürk. En el camino al aeropuerto vemos de nuevo a la gente alrededor de humeantes barbacoas que impregnan el aire del característico tufillo a chamuscado. Es domingo y medio Estambul ha salido de picnic.
    El viaje ha resultado mucho mejor de lo esperado, realmente teníamos pocos conocimientos de Turquía y nos ha sorprendido encontrar un país mucho más moderno y europeo de lo que imaginábamos. Nos ha faltado tiempo, como siempre, y se han quedado muchas cosas sin ver: las cabezas de piedra del monte Nemrut Dagi, los Castillos de Anamurium, Antalya y Olimpos, Amsya, el monasterio de Sumela, el Museo de Antioquia, etc.

Copyright © 2002 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.