Otros viajes

Reino de Suecia 2013

15 de agosto, Estocolmo24 de agosto, Lund, Malmö
16 de agosto, Estocolmo 25 de agosto, Malmö, Ystad, Kivik
17 de agosto, Estocolmo 26 de agosto, Kivik, Kosta, Oskarsham
18 de agosto, Estocolmo27 de agosto, Gotlandia
19 de agosto, Estocolmo, Upsala28 de agosto, Gotlandia
20 de agosto, Upsala 29 de agosto, Gotlandia
21 de agosto, Örebro 30 de agosto, Eksjö, Mjölby
22 de agosto, Tanum, Gotemburgo31 de agosto, Drottningholm, Sigtuna
23 de agosto, Gotemburgo Datos económicos del viaje

18 de agosto, domingo

    El cielo está cubierto y la temperatura de la mañana es fresca, como todos los días. Por cada rincón de Estocolmo se anuncia la exhibición The Fashion World of Jean Paul Gaultier: From the Sidewalk to the Catwalk. Gaultier es mi diseñador favorito, me encanta la mezcla de elegante clasicismo y extravagancia de sus diseños,
Diseño de Jean Paul Gaultier
siempre proclamando el derecho a ser diferente, vestir diferente y no ser discriminado por ello. Su idea de la moda se ha basado siempre en la transgresión, en la eliminación de fronteras entre culturas y entre sexos, buscando lo masculino en la personalidad femenina y viceversa. Un verdadero vanguardista. Incluso sus modelos son reclutadas a través de anuncios que buscan lo singular: "Diseñador inconformista busca modelos poco convencionales. Belleza tradicional: abstenerse". Aún recuerdo con nostalgia sus presentaciones en el programa Eurotrash junto con Antoine de Caunes, ambos hablando un inglés con terrible acento francés. El programa rebosaba en locuras, personajes excéntricos y, sobre todo, muchísimo humor. Imperdible. ¡Qué tiempos!
    En el Centro Sueco de Diseño y Arquitectura se exponen unos ciento veinte diseños de Gaultier creados entre 1970 y 2013. Sus creaciones han casado bien con el mundo de la música y sus colaboraciones son numerosas: Les Rita Mitsouko, Tina Turner, Lady Gaga, Neneh Cherry, Boy George, Nirvana, Kylie Minogue o Madonna, a quien vistió en su más celebrada gira, aquel inmenso tour de force que fue el Blonde Ambition Tour. Aquí se exponen algunas de las pruebas utilizadas para el diseño de los famosos corsés que finalmente se utilizaron en la gira.
    El Museo de Arte Moderno está justo al lado del Centro de Diseño, así que aprovechamos para verlo. Hay algunos cuadros de Pablo Picasso, Salvador Dalí —El enigma de Guillermo Tell, donde pinta a su padre con la cara de Lenín y el culo al aire—, Joan Miró, Henri Matisse, Kandinsky, Edvard Munch, Max Ernst, Georges Braque, Francis Picabia... Esculturas de Niki de Saint Phalle dentro y fuera del museo, La serpentine de Matisse ...
Escultura de Niki de Saint Phalle
    Nuestro siguiente objetivo son los ferris panorámicos que zarpan de Nybroplan. Nos apuntamos en el Under the bridges tour que rodea la isla de Södermalm durante casi dos horas. Una audioguía en español ayuda a comprender mejor lo que vemos. El ferri zarpa medio vacío; entre todos no llegamos ni a diez turistas.
    Sobre el muelle, a la izquierda, pueden ver el Grand Hotel. Se inauguró en 1874 y fue el primero de la época en cambiar las sábanas con el entrada de cada nuevo cliente y el primero en Europa en instalar un ascensor. En la noche del veintitrés de septiembre 1885 fue escenario de una terrible tragedia: la cantante de ópera sueca Christina Nilsson cantó para sus admiradores desde un balcón del Grand Hotel y al resultar el concierto más corto de lo esperado, la multitud, decepcionada, se amontonó de tal forma que cundió el pánico y dieciocho personas murieron por aplastamiento y setenta más resultaron heridas. El primer banquete de los Premios Nobel se celebró en el Grand Hotel en 1901 y el último en 1929, después se trasladó al salón del ayuntamiento cuando el número de asistentes fue creciendo. Los laureados y sus familias se siguen alojando en el Grand Hotel. Por aquí han pasado reyes, banqueros, políticos, estrellas de la industria del entretenimiento y cualquiera que pueda pagar los trescientos treinta euros que cuesta, por ejemplo, una habitación doble.
    Sobre la isla Djurgården, la mayor de Estocolmo, pueden ver el Museo Junibacken dedicado a la literatura infantil y especialmente a la escritora Astrid Lindgren (1907-2002), creadora del personaje infantil Pippi Långstrump, más conocido en España como Pippi Calzaslargas.
    Un poco más allá, el Museo Vasa y, atracado en el muelle, el buque faro Finngrundet, pintado de rojo, como todos los buques faro. Funcionó entre 1903 hasta 1969. Con la popularización de los GPS ya no son necesarios este tipo de barcos. Ahora es un museo.
Barco museo, antiguo faro, junto al Museo Vasa
    Muchos de los barcos atracados en las orillas son históricos y para reducir los gastos de mantenimiento se han reconvertido en museos, hoteles o restaurantes, como el buque faro Finngrundet o el Patricia, que intervino en el desembarco de Normandía en 1944 y ahora es un restaurante o el Kronprinsessan Martha, que participó en la Segunda Guerra Mundial y fue atacado por submarinos y bombarderos, prestó servicio como ferri entre Bergen y oslo, se hundió en 1956, fue rescatado, reconvertido en barco hotel, después sirvió como barco de cruceros en Puerto Rico, más tarde como barco casino en los Países Bajos y ahora es un barco hotel en los muelles de Estocolmo. otros muchos son viviendas particulares. Se ha vuelto muy popular vivir en estas casas-barco. Sí, hay que reconocer algunos inconvenientes: durante el invierno las cañerías de agua se hielan y también, como el casco está sumergido en agua helada, hay que ponerse varios pares de calcetines. Durante el verano, el aumento del tráfico marítimo hace que el barco se balancee más, por las olas, y eso fastidia el sueño. También el deshielo de la primavera trae trozos de hielo a la deriva que rozan el casco del barco provocando ruido durante la noche. El ayuntamiento subvenciona a los propietarios porque los gastos de mantenimiento son elevados. Los barcos se deben pintar cada cinco años y el mantenimiento diario también es caro, siempre hay algo que arreglar. Solamente hay dos sitios donde se permite vivir en un barco: Pampas Marina y a lo largo de la céntrica Söder Mälarstrand. La condición para vivir en Söder Mälarstrand es que los motores deben funcionar perfectamente, mientras que en Pampas Marina se permiten, además, las casas flotantes, sin motor alguno.
    Los viejos barriles de vodka del paseo marítimo de Reimersholme recuerdan que cerca se encuentran las oficinas de Absolut Vodka, un vodka sueco enormemente popular, la tercera bebida blanca con mayor mercado en el mundo. Una curiosidad: vodka en ruso significa agüita y es femenino.
    De regreso al muelle de Nybroplan buscamos un lugar para cenar y sin pensarlo demasiado entramos en el Lebanon Meza Lounge en Hamngata. La comida mediterránea nunca defrauda y nos recuerda sabores de antiguos viajes por Oriente Medio... a precios suecos.
    Temperatura máxima y mínima: 23 y 14 ºC. Humedad: 56 %. Ha llovido un poco por la tarde.

Copyright © 2013 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.