Otros viajes

República de Sudáfrica 2005

19 de marzo, Johannesburgo, Sabie27 de marzo, Port Elizabeth, Knysna
20 de marzo, Graskop, Pilgrim´s Rest, Kruger 28 de marzo, Swellendam
21 de marzo, Kruger 29 de marzo, Ciudad del Cabo
22 de marzo, Kruger, Barberton 30 de marzo, Ciudad del Cabo
23 de marzo, Mbabane, MIlwane 31 de marzo, Ciudad del Cabo
24 de marzo, Swazi Mantenga, Santa Lucía Wetlands1 de abril, Hout Bay, Simon, Ciudad del Cabo
25 de marzo, Cabo Vidal, Shakaland 2 de abril, Ciudad del Cabo
26 de marzo, Shakaland, Durban

30 de marzo, miércoles

    Nos acercamos al centro de Ciudad del Cabo para ver algunas cosillas: el Mercado Verde, St George Mall, la catedral Saint George, los jardines, el Parlamento, el museo de Ciencia Natural, el ayuntamiento y el hotel Heritage.
    El Mercado Verde está situado en pleno corazón de la ciudad, en la plaza Greenmarket, rodeada de restaurantes. Sobre un suelo empedrado se presentan unos puestos de quita y pon con artesanías locales, ropa, etc. Los vendedores resultan algo agresivos. Se impone el regateo igualmente agresivo. Esta plaza originalmente se utilizaba en la venta de todo tipo de mercancías, incluidos los esclavos.
    Echamos un vistazo rápido a la catedral anglicana Saint George, la más antigua de Sudáfrica aunque eso no quiere decir que sea muy antigua, se comenzó en 1901 y aún no está terminada. Se la conoce como "the people’s cathedral" por su papel de resistencia frente al apartheid. El actual dean de esta catedral es Rowan Smith, uno de los primeros curas del país en declararse homosexual. Argumenta que la Biblia no dice nada sobre los homosexuales ni las lesbianas y espera que llegue el día en que la Iglesia anglicana, que ya tiene mujeres obispos y permite a sus miembros casarse, admita el matrimonio de los curas homosexuales y hermanas lesbianas. El ambiente que reina en la Iglesia anglicana es cada vez más favorable a ello, ya que también el arzobipo Njongonkulu Ndungane ha hecho declaraciones a favor de esta idea. El arzobispo Desmond Tutu, ya en 1996, advirtío que el rechazo a los homosexuales era una auténtica blasfemia y criticó duramente a los que no permiten el matrimonio a los homosexuales.
    Para las seis y media volvemos destrozados de patear esta ciudad de aceras demasiado estrechas para la cantidad de gente que circula.

Copyright © 2005 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.