Otros viajes

República Socialista de Sri Lanka 2012

1 de diciembre, Negombo 9 de diciembre, Hakgala, Nuwara Eliya
2 de diciembre, Sigiriya10 de diciembre, Yala
3 de diciembre, Polonnaruwa, Minneriya11 de diciembre, Kataragama, Tangalla
4 de diciembre, Anaradhapura, Mihintale12 de diciembre, Galle
5 de diciembre, Dambulla, Kandy13 de diciembre, Galle, lago Koggala
6 de diciembre, Kandy14 de diciembre, Colombo
7 de diciembre, Hatton15 de diciembre, Colombo
8 de diciembre, Nuwara EliyaDatos económicos del viaje

13 de noviembre, jueves

    Nos levantamos a las seis y media para ver los famosos pescadores zancudos, ayer lo intentamos y fue imposible. Regresamos a la playa de Ahangama y el resultado es el mismo: nadie sobre los zancos. Se diría que
Charlando con un pescador zancudo
es sólo un reclamo turístico y que si un autobús de japoneses avisara de su llegada, las zancas estarían saturadas de pescadores. No sé, igual es verdad lo que dicen, que en noviembre no se acercan los peces a la costa y por eso no se molestan en venir, aunque yo, que soy truchero, sé que los peces son veleidosos y no se ciñen a reglas fijas. Lo mismo atrapas una quilera a las cuatro de la tarde, a pleno sol, que te vuelves bolo después de un madrugón. El caso es que, tras visitar varias playas, al fin damos con uno. Ja, ja, el señor anda más pendiente de nosotros que de los peces. A la legua se ve que es pescador, sí, pero de propinas, no de peces. Lo dicho: en cuanto le hacemos las fotos se baja rápido de la zanca y nos pide el diezmo. El tipo muestra una estructura dentomaxilar destrozada por el betel y anda con el culo al aire, a la antigua.
    Ahora Ananda nos lleva al puerto de Pettigalawatta. Hemos contado más de cien buques de pesca abarloados en el muelle y siguen entrando más. Damos un repaso al pescado de la lonja, a ver qué hay. Un señor chapurrea inglés con mi mujer y le informa que el atún rojo se lo llevan los japos a quinientas rupias el kilo. Ese de ahí es el dorado, un pez reconocible por su enorme cabeza. El pescado más abundante son las melvas y el atún de aleta amarilla, los pescan al curricán con señuelos artificiales que imitan pequeños calamares.
    En la playa aledaña al puerto nos detenemos para ver cómo pescan con redes de tiro. La relinga superior de la red lleva corchos y la inferior, plomos; uno de los extremos de la red se mantiene en la playa y con un bote se le va dando forma de U. El otro extremo lo traen de nuevo a la playa y una cuadrilla recoge la red. La maniobra dura casi una hora. Calculo que el botín pesa unos cien kilos, todo minitalla, a ciento cincuenta rupias el kilo. Este método de pesca está prohibido en otros países por el daño que se hace a la fauna ya que los peces son muy pequeños. Lo que es alucinante es la variedad de pescados atrapados en la red: unos largos como sables, otros casi cuadrados, aplastados, rechonchos... La variedad de soluciones que encuentra la naturaleza para sobrevivir es asombrosa. Los seres humanos deberíamos aprender de esto y tolerar mejor las diferencias entre nosotros.

Pescando desde la playa con redes de tiro

    Esta tarde visitamos el lago Koggala, la excursión incluye la visita a una plantación de especias, cruzar el lago en una barca a motor, la posibilidad de comprar canela a un granjero y saludar a los bonzos budistas de un pequeño monasterio. Lo mejor es la charla con uno de los bonzos. No habla inglés, pero Ananda nos traduce. "Los bonzos deben cumplir cinco preceptos básicos: no matar ningún ser vivo, no robar, abstinencia sexual, no mentir y no beber alcohol ni otras sustancias tóxicas. Estas prohibiciones son un primer paso en el camino a despojarse de todo tipo de dependencias mundanas y llegar a la perfección a través del conocimiento". ¿Y qué estudian estos chavales? "Las escrituras budistas, claro, que son muchas y muy complicadas, y también matemáticas, lengua, lógica, medicina, meditación..."
    Tengo una curiosidad: ¿Estarán los monjes budistas libres de pederastas? ¿Tú qué crees? El servicio de la BBC cingalesa llevó a cabo en 2012 investigaciones que revelaron que durante la última década al menos ciento diez bonzos han sido acusados de abusos sexuales a menores en Sri Lanka. ¿Aparecieron en la prensa? No, se silenciaron. Uno de los pocos que salieron en los periódicos fue el caso del ex parlamentario y monje budista Aparekke Punnananda Thero que finalmente admitió haber violado a cinco novicios menores de edad. En resumen: hay abusos, la mayoría se silencia con amenazas y si alguno sale a la luz, el poder político se encarga de presionar al judicial para que los acusados sean exculpados. Un momento.... ¿has dicho que el tal Aparekke era monje y parlamentario? ¿Es que los curas tienen un partido político? Sí, el National Heritage Party se presentó a las elecciones de 2004; todos los candidatos eran monjes y obtuvieron nueve escaños. Su objetivo básico es luchar contra el avance de otras religiones que amenazan el alma budista de Sri Lanka.
    Por la tarde paseamos de nuevo dentro del perímetro del fuerte Galle y por algunas calles no se puede ni entrar porque un chico con un equipo mecánico rotativo a la espalda y una gruesa manguera va esparciendo un aparatoso humo blanco por todos los rincones. Al regresar al hotel, el recepcionista nos aclara que fumigan de vez en cuando para matar al mosquito transmisor de la fiebre del dengue. El año pasado fallecieron ciento ochenta y cinco personas de esta enfermedad en Sri Lanka.

Copyright © 2012 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.