Otros viajes

Sicilia 2003

28 de junio, Palermo10 de julio, Lido di Noto, Noto
29 de junio, Palermo 11 de julio, Noto, Cassibile, Ragusa
30 de junio, Monreale 12 de julio, Ragusa Ibla, Caltagirone, Piazza Amerina
1 de julio, Câccamo, Cefalú, Petralia Sottana y Soprana 13 de julio, Piazza Amerina
2 de julio, Sperlinga, Castel di Tusa, Santo Estefano, Patti 14 de julio, Agrigento
3 de julio, Tyndaris, Stròmboli 15 de julio, Sciacca, Selinunte
4 de julio, Stròmboli 16 de julio, Selinunte, Scopello, Segesta
5 de julio, Giardini-Naxos, Taormina 17 de julio, Érice, Scopelo, Castellmare
6 de julio, Villa Comunale, Gola Dell'Alcàntara 18 de julio, Palermo
7 de julio, Linguaglossa 19 de julio, Palermo
8 de julio, Catania, Siracusa 20 de julio, Palermo
9 de julio, Siracusa

9 de julio, miércoles

    Desayunamos en la terraza del Grand Café, enfrente del duomo. Seguidamente lo visitamos. Pocas veces he disfrutado tanto en una catedral, en esta se dan una superposición de estilos fascinante. El duomo está construido sobre un antiguo templo griego de Atenea, del siglo V AEC y ha sufrido múltiples añadidos y retoques a través del tiempo que lo han convertido en un conglomerado de estilos que resume diecinueve siglos de historia del arte.
    En el Palacio Senatorial, ahora ayuntamiento, buscamos la firma del arquitecto de origen español Giovanni Vermexio, apodado Lucertone o salamandra. Estampó su firma en forma de salamandra en un ángulo de la cornisa.
    Pasamos por la fuente Aretusa, un curioso manantial de agua dulce que forma un estanque lleno de patos y peces de colores.
oreja de Dionisio
    En el teatro griego Después de comer (pasta, por supuesto) en el Pescomare, subimos al coche para llegar hasta el Parque Arqueológico. están preparando alguna actuación de danza o balé para la noche. Vemos también el Anfiteatro Romano, Jardín del Paraíso, la espectacular oreja de Dionisio y la Gruta de los Cordeleros.
    Al atardecer nos acercamos hasta las playas de arena de Fontana Blanche. Me entretengo observando el ligoteo de dos casados, el lenguaje gestual lo dice todo, se gustan y además hacen buena pareja, pero seguirán fieles a sus respectivos, tienen niños y eso y esto es Sicilia.
    Cenamos en el apartamento y después paseamos por el muelle de ortygia. En un velero atracado en el muelle celebran una fiesta. Los invitados, muy puestos, causan admiración al desfilar por el muelle, camino hacia el barco. Algunas mujeres lucen espectaculares.
    En el paseo hay vendedores ambulantes africanos con el top manta y artículos de cuero, cinturones, bolsos, etc. Ahora que, los que se están forrando son dos chavales asiáticos que venden coches teledirigidos en miniatura, causan sensación entre niños y adultos y se los quitan de las manos.

Copyright © 2003 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.