Otros viajes

Sicilia 2003

28 de junio, Palermo10 de julio, Lido di Noto, Noto
29 de junio, Palermo 11 de julio, Noto, Cassibile, Ragusa
30 de junio, Monreale 12 de julio, Ragusa Ibla, Caltagirone, Piazza Amerina
1 de julio, Câccamo, Cefalú, Petralia Sottana y Soprana 13 de julio, Piazza Amerina
2 de julio, Sperlinga, Castel di Tusa, Santo Estefano, Patti 14 de julio, Agrigento
3 de julio, Tyndaris, Stròmboli 15 de julio, Sciacca, Selinunte
4 de julio, Stròmboli 16 de julio, Selinunte, Scopello, Segesta
5 de julio, Giardini-Naxos, Taormina 17 de julio, Érice, Scopelo, Castellmare
6 de julio, Villa Comunale, Gola Dell'Alcàntara 18 de julio, Palermo
7 de julio, Linguaglossa 19 de julio, Palermo
8 de julio, Catania, Siracusa 20 de julio, Palermo
9 de julio, Siracusa

8 de julio, martes

    Llegamos a la dinámica e industrial Catania y aparcamos en el centro, cerca del parque Bellini. Visitamos los monumentos más importantes bajo un sol de justicia. Recorremos la ciudad deprisa, hace mucho calor y tenemos ganas de terminar para dirigirnos a la costa. Catania tiene edificios llamativos como todos los de la plaza del duomo. El Mercado de la Pescheria es todo un espectáculo y resulta un lugar lleno de tipos humanos muy singulares.
    El músico Bellini figura entre los más ilustres hijos de la ciudad, a él debemos las óperas I Puritani o Norma.
    Comemos en La Tratoria Tipica Catanesa y nos tomamos un helado en la gelateria Al Caprice.
Tienda de cerámica en Ortygia
    Después de recorrer el parque Bellini salimos hacia Siracusa, ciudad natal de Arquímedes. El termómetro del coche marca treinta y nueve grados. Queremos alojarnos en Fontane Blanche, zona de playa a pocos kilómetros de Siracusa. Después de visitar varios hoteles comprobamos que los precios aquí son desorbitados para los servicios que ofrecen. Casi mejor, porque esto nos obliga a alojarnos en el cogollito de la zona histórica de Ortygia, en el B&B Artemide, un amplio apartamento con todas las facilidades a sesenta euros la noche.
    Los trabajos en cerámica que exponen algunas tiendas de Ortygia son de lo mejor de la isla. Es buen sitio para comprar calidad.
    Por la tarde nos metemos en un súper y compramos una sandía de ¡once kilos! Y era de las medianas. Cenamos en el apartamento.

Copyright © 2003 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.