Otros viajes

Sicilia 2003

28 de junio, Palermo10 de julio, Lido di Noto, Noto
29 de junio, Palermo 11 de julio, Noto, Cassibile, Ragusa
30 de junio, Monreale 12 de julio, Ragusa Ibla, Caltagirone, Piazza Amerina
1 de julio, Câccamo, Cefalú, Petralia Sottana y Soprana 13 de julio, Piazza Amerina
2 de julio, Sperlinga, Castel di Tusa, Santo Estefano, Patti 14 de julio, Agrigento
3 de julio, Tyndaris, Stròmboli 15 de julio, Sciacca, Selinunte
4 de julio, Stròmboli 16 de julio, Selinunte, Scopello, Segesta
5 de julio, Giardini-Naxos, Taormina 17 de julio, Érice, Scopelo, Castellmare
6 de julio, Villa Comunale, Gola Dell'Alcàntara 18 de julio, Palermo
7 de julio, Linguaglossa 19 de julio, Palermo
8 de julio, Catania, Siracusa 20 de julio, Palermo
9 de julio, Siracusa

5 de julio, sábado

    Dejamos Stromboli en el ferri de las diez. Hacemos una paradita en el Porto di Levante de Vulcano, donde un fétido olor a huevos podridos nos golpea la pituitaria; las famosas piscinas de lodo caliente y burbujeante no deben estar lejos. En efecto, las rocas manchadas de amarillo de Porto Poniente delatan las emanaciones de azufre. Mucha gente viene a Vulcano a enlodarse en estos baños en azufre, se supone que alivian la artritis, psoriasis, eczemas, etc.
    Comemos en Milazzo unos espagueti y tomamos la autopista en dirección a Taormina. Dejamos atrás el estrecho de Messina.
    En un peaje de la autopista una tía se baja del coche, se acerca a mi máquina que expide el recibo y se lo lleva, sin mediar palabra. Le pido otro recibo a los cobradores del sentido contrario y arreglado.
    Nos alojamos en una localidad balnearia a cinco kilómetros de Taormina, en Giardini-Naxos, en el hotel Costa Azurra.
    Esto está lleno de gente. Algunas zonas de la playa son de pago y si sumamos la entrada y el alquiler de tumbona y sombrilla, la cosa sale por unos doce euros. ¡Toma ya!
Plaza de Taormina
    Por la noche, subimos hasta Taormina. Cuando aún no existían las hordas de turistas de alpargata, esta ciudad era punto de encuentro de intelectuales, escritores, pintores y fotógrafos: Tomas Mann, Cocteau, Capote, Poussin, etc. Ahora las cosas han cambiado, sigue habiendo hoteles exclusivos pero el turismo de masas ha tomado la ciudad. El aparcamiento es un problema, hay que dar muchas vueltas antes de encontrar un sitio libre, tienen incluso un teleférico para facilitar la subida sin el coche.
    Cenamos en una céntrica terraza desde donde se ve pasar a medio mundo. Taormina está repleta de gente. Las mujeres van muy elegantes, abundan las pieles muy bronceadas y los escotes generosos, los vestidos ceñidos sobre cuerpos estilizados y las faldas muy cortas. Afortunadamente, la zona central es peatonal y resulta agradable callejear. Los dulces de mazapán imitando frutas son muy populares aquí. Su destino es más la vista que el paladar.
    Nos acercamos hasta el Teatro Romano, hay actuaciones casi cada noche y ahora mismo está tocando la orquesta Filarmónica de Radio Francia dirigida por Myungwhun Chung. Preguntamos a una azafata si podemos pasar y nuestra sorpresa es grande cuando nos dice que sí. Solo vemos los últimos veinte minutos que resultan mágicos. La acústica es excepcional y este lugar de noche, hechiza. A lo lejos se ven las luces de la bahía de Giardini-Naxos.
    Dentro de unos días tocará Elton John, solo con su piano. Como era previsible, las entradas están agotadas hace mucho.

Copyright © 2003 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.