Otros viajes

Islas Griegas 2008

Rodas, Samos y Lesbos

12 de julio, Salónica20 de julio, Charaki, Kalathos 28 de julio, ormo Maratocampo
13 de julio, Salónica 21 de julio, Epta Piges, Embonas, Skala Kamirou29 de julio, Varia, Molivos
14 de julio, Vergina 22 de julio, Samos, Pytagorio 30 de julio, Molivos
15 de julio, Rodas 23 de julio, Hera, Panagia Spiliani, Pytagorio31 de julio, Petra, Sigri
16 de julio, Rodas, Psinthos, Paradisi24 de julio, Mytilene, Samos, Psilis Amos1 de agosto, Vatera
17 de julio, Rodas, Petaloúdes 25 de julio, Agios Konstantinos, Manolates2 de agosto, Polychnitos, Mitilene
18 de julio, Pefkos 26 de julio, Kokkári3 de agosto, Salónica
19 de julio, Prasonisi 27 de julio, CamposDatos económicos del viaje

29 de julio, martes. Lesbos.

    Salimos de Campos temprano y llegamos a Pytagorio con tiempo suficiente para tomar el avión a Lesbos. A la una aterrizamos en Lesbos, la isla de la poetisa Safo o Décima Musa. Safó nació hace 2600 años y pertenecía a la oligarquía de Lesbos ya que su padre era un rico empresario comerciante de vinos. Conspiró para asesinar al tirano Pítaco y fue desterrada seis años en Siracusa, Sicilia. Cuando regresó a Lesbos fundó una academia para mujeres donde enseñaba literatura, canto y danza. Algunas se convirtieron en sus amantes y les dedicó unos poemas lírico-eróticos que han quedado como modelo para poetas posteriores. También tuvo amantes masculinos, era natural en aquella época no hacer distingos. Sin embargo, las generaciones posteriores no toleraron bien tanto amor por sus alumnas y en el 1073, el papa católico Gregorio VII, ordenó quemar todos sus poemas.
Escultura del museo Teriade
    Algunos habitantes de Lesbos han puesto un pleito contra la Asociación Nacional de Homosexuales que, según ellos, se han apropiado de vocablos como “lésbico” o “lesbiano” para utilizarlos en relación con mujeres homosexuales. Eso supone, según ellos, una afrenta a la isla y a sus mujeres. A mi me huele a montaje barato para promocionar la isla. ¿No sería mejor vender Lesbos como centro turístico para lesbianas?
    solo dos parejas nos bajamos del pequeño avión de hélices en Lesbos.
    Tras recoger un pequeño coche de alquiler en el aeropuerto, nos vamos directos a Varia para visitar el museo Theophilos, donde se exponen obras del pintor Theophilos Hatzimichael, quien nació en este mismo barrio en 1873. Fue un hombre soñador, bajito, alopécico y enfermizo que murió envenenado a los sesenta y un años, desconocido, pobre y en soledad. Su arte solo fue reconocido después de muerto; en vida, llegó a cambiar un cuadro por un plato de comida. Cuando contaba cincuenta y cinco años, tomó como residencia el tronco de un gran árbol en el pueblo de Karini, cerca de Agiassos; el árbol todavía está allí y se puede visitar. Sus pinturas describen escenas de la historia, mitología y vida diaria en Grecia y su trazo es primitivo, expresivo y lleno de colorido, algunas obras te recordarán a Matisse (1869-1954). Según dicen, sus trabajos se cotizan ahora en cifras astronómicas aunque visto el estado del propio museo, nadie lo diría.
    Ahora ponemos rumbo a Molivos, también conocido como Mithymma, en el norte de la isla. Según nuestro mapa, el camino más corto cruza por el interior, sin embargo, no lo recomiendo, la carretera es mala, la fauna salvaje cruza sin avisar, todo los carteles en griego, casi no hay señales de tráfico salvo las de "Stop" y lo que es peor, la juventud conduce a velocidades suicidas, tomando las curvas por el interior como si estuvieran en un circuito de carreras. Lo mejor es conducir por la costa, la proximidad del mar facilita la orientación.
    Los alojamientos de todo tipo y precio abundan en Molivos. Tras visitar una domatia que nos ofrece un lugareño y varios hoteles, nos quedamos en el Delfinia, a las afueras.
Atardecer en Molivos
    El nombre de Molivos viene de Mont d'olives y es un pueblo de pasado medieval con estrechas, empinadas y laberínticas callejuelas, poco apto para el tráfico rodado. ¿Y qué tiene de particular este pueblo? Bueno... Molivos fue declarada ciudad protegida en 1965 y desde entonces han restaurado el castillo medieval, las mansiones otomanas y sus murales, las calles empedradas, los balcones, los patios, todo en general, y han dejado un pueblo con mucho encanto como producto turístico.
    Al atardecer sorprendemos en la terraza aledaña del hotel a nuestra vecina en la clásica postura del loto, quizá sea una de las asistentes a las clases de yoga que se imparten en Eftalou, un pequeño pueblo costero a cuatro kilómetros de Molivos que también cuenta con una estación de baños termales.

Copyright © 2008 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.