Los viajes de Mariano

Islas Griegas 2008

Rodas, Samos y Lesbos

12 de julio, Salónica20 de julio, Charaki, Kalathos 28 de julio, Ormo Maratocampo
13 de julio, Salónica 21 de julio, Epta Piges, Embonas, Skala Kamirou29 de julio, Varia, Molivos
14 de julio, Vergina 22 de julio, Samos, Pytagorio 30 de julio, Molivos
15 de julio, Rodas 23 de julio, Hera, Panagia Spiliani, Pytagorio31 de julio, Petra, Sigri
16 de julio, Rodas, Psinthos, Paradisi24 de julio, Mytilene, Samos, Psilis Amos1 de agosto, Vatera
17 de julio, Rodas, Petaloúdes 25 de julio, Agios Konstantinos, Manolates2 de agosto, Polychnitos, Mitilene
18 de julio, Pefkos 26 de julio, Kokkári3 de agosto, Salónica
19 de julio, Prasonisi 27 de julio, CamposDatos económicos del viaje

13 de julio, domingo. Salónica

    Hoy nos dedicamos a ver lo más sobresaliente de la ciudad. Tiramos por la calle Gounari y llegamos a las ruinas del Agora Romana, del siglo III AEC.
    Dos calles más arriba encontramos la iglesia de Agios Dimitros, la más grande de Grecia, centro de peregrinación y sede del máximo jerarca ortodoxo griego.
Reliquias de San Demetrio
¿Y quién es este Demetrio tan popular en toda Grecia; patrono, además, de Salónica? Pues un gran mártir del siglo IV que, a pesar de llevar una vida acomodada como gobernador de Salónica, se dedicó a predicar la fe cristiana en secreto y, claro, alguien que no le quería bien lo delató y el emperador Maximiano lo mandó liquidar y murió traspasado por lanzas. Pasados cien años de su muerte encontraron sus reliquias y aquí están, en un pequeño cofre plateado. Fue muy milagrero: doscientos años después de su muerte resucitó, igual que Jesucristo, y se plantó sobre las murallas de la ciudad haciendo huir a un ejército de cien mil soldados que cercaba la ciudad. En otra ocasión salvó del hambre a la ciudad o liberaba reclusos de las manos de los enemigos. Y para rematar, desde el siglo VII, de sus reliquias comenzó a fluir un milagroso líquido aromático que nadie sabía lo que era, desde luego, nada de este mundo, decían. Aunque ya lleva muchos siglos sin actividad milagrera, la gente le sigue venerando con mucho fervor.
    Las iglesias cristianas romana y ortodoxa se escindieron allá por el 1054, ¿Las razones? Estaba cantado: ante la amenaza bárbara, Constantino el Grande, decidió trasladar, en el año 313, la capital de Roma a Constantinopla. Con semejante distancia de por medio, era inevitable que, con el paso del tiempo, las diferencias en los ritos orientales y occidentales fueron cada vez más grandes y ninguna de las dos iglesias reconociera la autoridad de la otra. En definitiva, no se podían ni ver.
    El rito ortodoxo difiere bastante del romano, lo más aparente para nosotros es que hombres y mujeres se sientan separados durante la misa, y que la gente se lleva para su casa unos buenos trozos de hogaza de pan en lugar de hostias. ¿Más diferencias? Pues que los clérigos ortodoxos se pueden casar, permiten el divorcio hasta tres veces, emplean pan natural en la misa, no reconocen a la Virgen María como libre del pecado original y lo más importante de todo: consideran que el Espíritu Santo sólo procede del Padre pero no del Hijo. ¡Ah!, y otra cosa: todos los clérigos lucen barba y sufren de sobrepeso; dicen que ambas cosas reclaman el respeto de los feligreses.
    Seguimos nuestro camino y visitamos la iglesia Panagía Achiropíitos, que contiene un ícono de la Virgen "no hecho por la mano del hombre", luego la Rotonda, el Arco de Galerio y el museo arqueológico.
    Después de comer subimos hasta Santa Sofía y de camino a las murallas de la ciudad alta, pasamos por el barrio judío, bastante reducido después de la segunda guerra mundial, ya que no regresaron muchos de los campos de concentración nazis.
    Desde la torre de la Cadena, las vistas de la ciudad son espléndidas. Regresamos a pie hasta el paseo marítimo donde al atardecer siempre hay animación.
    Cenamos una ensalada griega, croquetas de calabacín y anchoas fritas ¿cómo consiguen ligar la masa de calabacín, queso feta y cebolla al freírlas sin rebozarla en harina?, ¿alguien me envía la receta?

Copyright © 2008 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.