República del Perú 2010

25 de junio, Lima 4 de julio, Pucará, Raqchi, Andahuaylillas, Cusco
26 de junio, Lima5 de julio, Cusco, Sacsayhuamán, Tambomachay
27 de junio, Trujillo, huacas Sol y Luna, Chan Chan, Huanchaco6 de julio, Pisac, Ollantaytambo, Urubamba
28 de junio, Huaca El Brujo, Chiclayo7 de julio, Machupicchu
29 de junio, tumbas del Señor de Sipán8 de julio, Machupicchu, Cusco
30 de junio, Arequipa9 de julio, Puerto Maldonado, Inkaterra
1 de julio, Chivay10 de julio, Inkaterra, lago Sandoval
2 de julio, Cruz del Cóndor, Puno11 de julio, Inkaterra, Lima
3 de julio, lago Titicaca, uros, isla Taquile12 de julio, Lima
Datos económicos

30 de junio, miércoles

   Aterrizamos en el aeropuerto de Arequipa al mediodía, entre montañas y volcanes con picos nevados, cielo azul y atmósfera cristalina y luminosa. Nos recibe Saulo Manrique, nuestro guía, que más tarde nos confesará que, además de guía, es director del ballet municipal de danza de Arequipa. Esta vez tenemos choferesa, rubia, con coleta y guantes rojos, y se llama Lucía.
Vista del valle de Chilina con el volcán Misti al fondo
   De camino al centro, paramos en el mirador de Carmen Alto, donde gozamos de un vista estupenda del valle de Chilina, atravesado por el Chili, río impetuoso que lleva truchas y bagres.
    Al fondo, imponentes volcanes: el Misti (5825 m), que significa 'señor', sería un auténtico peligro para Arequipa en caso de explosión violenta. En el pasado siglo XX tuvo cinco pequeñas erupciones. El Chachani (6075 m.) en 2008 perdió por primera vez los glaciares debido al calentamiento global. Y el Pichu Pichu (5660 m.), utilizado por los incas para sus ofrendas.
    Este mirador es propiedad de Miriam Cáceres, que vende productos naturales como la nutritiva maka y jugos de papaya arequipeña y tumbo. También nos muestran un pequeño establo donde crían cuyes, llamas, alpacas y periquitos. Justo mientras observamos a los periquitos, uno de ellos se fuga y sigue dando vueltas por los alrededores. ¿Sabes cómo lo atrapan de nuevo? La señora agarra un espejo, deslumbra al periquito que queda medio ciego y así lo echan mano.
    Hacemos una parada en Yanahuara o pequeña Andalucía, un pulcro barrio de angostas calles empedradas y antiguas casas de sillar. La iglesia de San Juan Bautista es uno de sus puntos más relevantes.
   Luego nos llevan al hotel, dejamos nuestras dos maletas de mano y volvemos al centro para comer en el restaurante La Chicha de Gastón Acurio, un abogado metido a cocinero que gracias a una acertada mercadotecnia y orientación a la calidad está haciendo que se hable mucho y bien de la cocina del Perú en todo el mundo. Sus restaurantes en Perú son estupendos para probar platos típicos bien cocinados y presentados a un precio muy asequible para los bolsillos europeos. En Madrid tiene varios: Astrid & Gastón, de alto copete, y el Tanta, más asequible y de enorme éxito. Mi mujer pide un chupe de camarones y yo, una rodaja de pez espada, y para beber, chicha morada.
Tinajas de la lavandería del convento
    Iniciamos el recorrido turístico en la Plaza de Armas, después la Catedral, la iglesia y los claustros de la Compañía de Jesús.
    Quizá la mejor visita del día sea el Monasterio de Santa Catalina de Siena, donde todavía viven unas pocas monjas de clausura. En 1579, tras su fundación, llegaron a vivir en sus aposentos quinientas personas, de las cuales solo ciento ochenta eran monjas, el resto eran doncellas a su servicio. Poco importaba si eran criollas, mestizas o hijas de curacas (autoridades incas); lo principal era que pagaran el elevado coste del ingreso. En origen, el convento ocupaba una superficie de 20000 m², casi tres campos de futbol. Sus estrechas callejas, sus macetas, el empedrado y las plazoletas con fuentes de agua le dan un aire a pueblo andaluz.
    Tuvieron que vivir una vida muy apacible aquí; se respira mucha paz y la luz sesgada del sol del atardecer hace que pasear por su calles sea una auténtica delicia.
    Aunque la visita a la momia Juanita no figura en nuestro programa, nos acercamos hasta el Museo de Santuarios Andinos para verla. La momia pertenece a una niña de unos doce años que debió de viajar al Cusco acompañada de importantes curacas de la región, probablemente el Inca en persona la recibió y tras grandes festividades y rituales fue conducida hasta el volcán Ampato donde se sacrificó a los dioses con un certero golpe de macana en su cabeza. Tras permanecer oculta durante quinientos años bajo la nieve del volcán Ampato fue descubierta en 1995.
    Saulo se despide de nosotros a las seis y seguimos por nuestra cuenta deambulando por las calles peatonales de Arequipa, que presentan gran animación a estas horas. Probamos los excepcionales bombones de La Ibérica; el fundador fue un empresario getxotarra llamado Juan Vidaurrazaga Menchaca. La megatienda de artesanía fina El patio del Ekeko bien vale una visita, aunque solo sea para curiosear.
    Regresamos en taxi al hotel y disfrutamos de una sauna reparadora.

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.