Los viajes de Mariano

República del Perú 2010

25 de junio, Lima 4 de julio, Pucará, Raqchi, Andahuaylillas, Cusco
26 de junio, Lima5 de julio, Cusco, Sacsayhuamán, Tambomachay
27 de junio, Trujillo, huacas Sol y Luna, Chan Chan, Huanchaco6 de julio, Pisac, Ollantaytambo, Urubamba
28 de junio, Huaca El Brujo, Chiclayo7 de julio, Machupicchu
29 de junio, tumbas del Señor de Sipán8 de julio, Machupicchu, Cusco
30 de junio, Arequipa9 de julio, Puerto Maldonado, Inkaterra
1 de julio, Chivay10 de julio, Inkaterra, lago Sandoval
2 de julio, Cruz del Cóndor, Puno11 de julio, Inkaterra, Lima
3 de julio, lago Titicaca, uros, isla Taquile12 de julio, Lima
Datos económicos

29 de junio, martes

    Madrugamos para llegar pronto en las tumbas reales del Señor de Sipán que se encuentran a veinte kilómetros de Chiclayo y pertenecen a la cultura mochica. Poco antes de llegar al yacimiento cruzamos un río que tiene dos puentes: uno viejo, con uniones roblonadas y perfiles metálicos con las alas alabeadas y el otro, nuevo, reluciente, su galvanizado brilla bajo el sol. ¿Cuál escoge nuestro chofer para cruzar? Pues el viejo, claro, no se fía del moderno; el viejo ha demostrado durante treinta años que es de confianza.
El Señor de Sipán en traje de gala
    Los huaqueros estaban acostumbrados a saquear las huacas a capricho; era el pasatiempo favorito del fin de semana con la familia. A principios de 1987, la policía observó en la zona un aumento espectacular en el tráfico de objetos de oro procedentes de huacas. Pronto se supo de donde venían y así se descubrieron las pirámides de Sipán que, en su interior, aún albergaban intacta la tumba más importante: la del Señor de Sipán. A los huaqueros no les gustó nada que forasteros vinieran a robarles lo que creían suyo y se produjeron serios enfrentamientos con la policía. El arqueólogo Walter Alva y su equipo necesitaron protección policial las veinticuatro horas del día.
    El Señor de Sipán fue la máxima autoridad política, militar y religiosa de su tiempo (300 d.C.) en esta región. Murió en torno a los cuarenta años y junto con él se enterraron también a tres mujeres, dos hombres, un niño, un soldado guardián, un vigía, dos llamas, un perro y un fastuoso ajuar funerario y víveres. Las llamas encontradas tenían el cuello y las patas más cortas que las actuales. En el yacimiento se exponen réplicas del descubrimiento.
    En el espectacular Museo de Sitio Huaca Rajada - Sipán de Lambayeque, se exhibe todo el ajuar funerario: el sonajero de oro, brazaletes de cuentas de oro, pectorales, cetros de plata y oro, orejeras, narigueras, la corona semilunar, el collar de cabezas humanas, el cáliz de los sacrificios, etc. Para eliminar el óxido y dejarlas como nuevas, los técnicos peruanos, aprendieron un tratamiento con plasma de hidrógeno en un laboratorio de Alemania.
    De regreso a Chiclayo, nuestra guía nos deja en la Plaza de Armas, para comer en el restaurante Hebrón: pollo a la parrilla con papas y chicharrón de pescado. A la hora indicada nos recogen de nuevo para conducirnos al aeropuerto; nuestro próximo destino es Arequipa, pero antes debemos hacer noche en Lima ya que el sistema aéreo peruano es radial.

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.