Los viajes de Mariano

Nueva Zelanda 2010

8 de noviembre, Auckland 24 de noviembre, Jackson Bay 3 de diciembre, Turoa, Tokaanu
9 de noviembre, Auckland 25 de noviembre, Glaciar Fox 4 de diciembre, Turangi, Taupo
17 de noviembre, Christchurch 26 de noviembre, Glaciar Franz Josef5 de diciembre, Rotorua, Reporoa
18 de noviembre, Christchurch 27 de noviembre, Kaikoura 6 de diciembre, Te Wairoa, Whakatane
19 de noviembre, Moeraki 28 de noviembre, Kaikoura 7 de diciembre, Kiwi360
20 de noviembre, Dunedin, Otago 29 de noviembre, Nelson 8 de diciembre, Thames, Auckland
21 de noviembre, Clinton, Te Anau 30 de noviembre, Abel Tasman, Havelock 9 de diciembre, Auckland
22 de noviembre, Milford Sound 1 de diciembre, Picton, Wellington 10 de diciembre, Auckland
23 de noviembre, Queenstown 2 de diciembre, Wellington, Bulls Datos económicos del viaje

8 de diciembre, miércoles

   La autocaravana dispone de ducha, lavabo y taza, pero resulta más cómodo utilizar las instalaciones de los campings , así, las operaciones se reducen a la toma de agua potable y de electricidad y, con menos frecuencia, la evacuación de aguas grises y negras. Nuestras aguas negras consisten casi exclusivamente en orina y vaciamos la casete cuando está llena o hace calor, que huele. Las aguas grises son las que provienen del fregadero, del lavabo y de la ducha. Un panel de control situado encima del microondas nos informa de todos los niveles: aguas grises, negras, potable y baterías.
Graphium agamemnon
    Los neozelandeses reciclan: en este camping hay depósitos para vidrios marrones, verdes, transparentes, latas, plásticos, cartones de leche, cartones y papeles, basura orgánica y basura vegetal (para alimentar gusanos). Y seguro que me dejo alguno.
    Mientras desayunamos un pan tostado con aceite, tomate y pizca de sal, observamos sobre un grueso tronco cortado, entre nuestra caravana y la del vecino, un papagayo blanco de ojos verdes; vigilante, a ver lo que pilla. Después, la familia Cuac-cuac al completo hace una ronda entre las caravanas pidiendo comida. Ya lo siento, somos obedientes con los carteles que aconsejan no alimentarlos, de otra manera, dejarían de ser un animal salvaje y se convertirían en una peste y habría que matarlos. Es por vuestro bien, majos.
    Antes de marcharnos, visitamos el mariposario tropical del camping . El termómetro interior del mariposario marca veintiocho grados y los cristales de mis gafas y de la máquina de fotos se empañan. No importa, todo está previsto: un ventilador con aire caliente sirve para evitar la condensación en la lente de la cámara. En cuestión de tres minutos la cámara está lista. El mariposario es como un trocito de la Amazonía. Vale la pena la visita.
    A mi mujer le encantan las flores y las plantas, así que nos detenemos en el centro de jardinería de Thames a ver qué novedades descubrimos.
    Seguimos conduciendo hacia Auckland. Dos kilómetros antes del depósito de autocaravanas de KEA en el 169 de Bush Road, llenamos el tanque de combustible y, en un aparcamiento aledaño a la propia gasolinera, aprovechamos para comer y hacer las maletas. Entregamos la autocaravana a las cinco, media hora antes de que cierren. No requieren condiciones especiales de limpieza exterior ni interior. Les informamos de algunas incidencias: una bombilla halógena fundida desde el principio; un cajón que se abría en las curvas porque el carril guía había cedido y el mecanismo de cierre de la puerta del gas, que falló hace tres días y teníamos que cerrarla con la ayuda de un taco de papel. La empleada que nos atiende tuerce el morro ante mis críticas pero son necesarias para que los siguientes clientes no las sufran.
    KEA pone a nuestra disposición una buseta con chofer que nos conduce hasta nuestro alojamiento en The Quadrant Hotel & Suites, en el centro de Auckland. En la autopista, un carril especial para taxis y transportes colectivos hace más rápido el trayecto.

    Salimos a pasear por el parque Domain y descubrimos una rosella, un pájaro de colores increíbles. Más arriba, a la sombra de un ficus descomunal, graban con cámaras de televisión a un cuarteto de música interpretando una pieza de la ópera Carmen. En la gran explanada al oeste del museo se advierte una actividad deportiva tremenda: celebran una competición de fútbol de la universidad y ahora mismo juegan ocho equipos mixtos en cuatro campos. Más allá, juegan al cricket. En el extremo del campo están montando un gran escenario para celebrar un festival musical. En el Auckland Bowling también se ve actividad.
   Por la noche visitamos la zona de bares y restaurantes del paseo marítimo para ver si hay buen ambiente. Ya lo creo: en un local se celebra una fiesta de disfraces; por encima de la música se escuchan las risotadas. Se ven algunos supercoches, como el Bentley GT, Maserati Quattroporte, Bugati Veyron... En un yate también andan de fiesta.

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.