Otros viajes

Nueva Zelanda 2010

8 de noviembre, Auckland 24 de noviembre, Jackson Bay 3 de diciembre, Turoa, Tokaanu
9 de noviembre, Auckland 25 de noviembre, Glaciar Fox 4 de diciembre, Turangi, Taupo
17 de noviembre, Christchurch 26 de noviembre, Glaciar Franz Josef5 de diciembre, Rotorua, Reporoa
18 de noviembre, Christchurch 27 de noviembre, Kaikoura 6 de diciembre, Te Wairoa, Whakatane
19 de noviembre, Moeraki 28 de noviembre, Kaikoura 7 de diciembre, Kiwi360
20 de noviembre, Dunedin, Otago 29 de noviembre, Nelson 8 de diciembre, Thames, Auckland
21 de noviembre, Clinton, Te Anau 30 de noviembre, Abel Tasman, Havelock 9 de diciembre, Auckland
22 de noviembre, Milford Sound 1 de diciembre, Picton, Wellington 10 de diciembre, Auckland
23 de noviembre, Queenstown 2 de diciembre, Wellington, Bulls Datos económicos del viaje

17 de noviembre, miércoles

    Aterrizamos en Auckland a las seis y media procedentes de Rarotonga (Islas Cook) y tomamos el avión de las ocho y media hacia Christchurch, la ciudad más poblada de la isla sur, con trescientos cincuenta mil habitantes.
    La mañana en Christchurch es algo fría. En cuanto recogemos las maletas de la cinta llamamos a un número gratuito de KEA y en quince minutos se presenta M. en su propio automóvil. M. es una malagueña que se ha venido a Nueva Zelanda con su novio porque las perspectivas en España no eran nada prometedoras. Con sus conocimientos de inglés, español, alemán e italiano ha conseguido trabajo en KEA. Dice que en Nueva Zelanda no hay paro y si necesitan tus conocimientos y la empresa te reclama, el resto resulta muy fácil.
    Enfrente de las oficinas de KEA, dos docenas de autocaravanas alineadas esperan a los clientes del día. Los trámites son muy rápidos. M. nos entrega decenas de folletos con información sobre el país y con importantes descuentos en entradas a las atracciones, interesantes para reducir la factura final.
    En quince minutos nos enseña cómo funciona la autocaravana: dónde está el cable de red, la manguera de agua potable, la de aguas grises, la casete de aguas negras, las botellas de gas, la calefacción, cómo rellenar el depósito de la descarga de agua en la taza del baño, los interruptores interiores, el nivel de las baterías, la cámara trasera, la televisión, etc. De todas formas, todo está explicado en los manuales que nos entrega.
Nuestro hogar durante veintidós días
    Antes de arrancar, revisamos que no quede nada suelto dentro de la autocaravana porque corre el peligro de romperse o de transformarse en un proyectil en caso de frenazo brusco o accidente. Es entonces cuando nos damos cuenta de que no hay espacio suficiente en los cajones para dos maletas duras; una tendrá que viajar siempre fuera, debajo de la mesa.
   La publicidad de KEA asegura que sus autocaravanas se entregan con menos de dos años y medio. ¿Cuántos kilómetros tiene esta? En el eje de la rueda trasera izquierda, un cuentakilómetros blindado marca 37032 y el interior parece muy nuevo. Durante el viaje surgirán pequeños fallos que ya comentaré.
   Lo primero es llenar la despensa. M. nos introduce en el navegador la dirección del Pack' n Save más próximo. El Pack' n Save, el New World, el Countdown o el Four Square son muy similares a cualquier hipermercado español, solo la operativa al pagar con tarjeta es algo diferente: uno mismo introduce la tarjeta en el lector, escoge si el pago lo hace a débito o a crédito, tecleas el código secreto o, si no tienes clave, firmas el recibo mientras la cajera comprueba que tu firma y la de la tarjeta coinciden.
   ¿Y cómo resulta lo de conducir por la izquierda? Es más fácil de lo que parece ya que, en este país, las rayas del suelo están muy bien marcadas y, por ejemplo, es imposible entrar —o salir— mal en una glorieta porque las líneas pintadas en el suelo te guían en el sentido de giro adecuado. Más complicado me parece el manejo del cambio con la mano izquierda; a las seis marchas hay que añadirle que son de un recorrido mayor y menor precisión que en un coche y más de una vez engranas la quinta en vez de la tercera. Debemos acostumbrarnos también a mirar por los retrovisores laterales más que por el espejo interior; por este último se ve poco dada la elevada altura de la luna trasera. Y tener en cuenta que el vehículo se extiende un metro sobre nuestras cabezas, así que cuidado con las ramas de los árboles y las marquesinas en las ciudades.
   En Nueva Zelanda se puede pasar la noche en la autocaravana en cualquier lugar a no ser que expresamente se prohíba. Nosotros hemos preferido casi siempre acampar en campings ya que te ofrecen mayor seguridad y servicios por un precio muy razonable, entre dieciocho y veinticuatro euros por noche.
   Después de hacer las compras, tanteamos dónde pernoctar. Christchurch cuenta con un camping urbano, el Stonehurst, casi en el mismísimo centro, así que introducimos el nombre en el navegador y allá vamos.
   Christchurch es una ciudad con elevada calidad de vida, se nota enseguida. Como son más las cinco de la tarde, las calles comerciales están desiertas, sin embargo, las terrazas calefactadas de los restaurantes y bares de Oxford Tce, The Strip, se muestran animadas con profesionales que pisan moqueta.
Río Avon a su paso por The Strip
   Los refuerzos metálicos de muros y andamios alrededor de las torres de algunas iglesias recuerdan los daños sufridos por el terremoto de septiembre. Aún se siguen produciendo réplicas, sin ir más lejos, el pasado domingo tuvieron uno de grado cinco.
   Desde la plaza Crowne, seguimos el recorrido del río Avon que serpentea cristalino y brioso por el mismo corazón de la ciudad. Le echo un vistazo y enseguida diviso una trucha marrón de... ¡dos kilos! ¡Madre mía! ¿Dónde está mi caña? ¡Qué maravillosas perspectivas trucheras se despliegan ante mí! ¿Seré capaz de hacerme con unos de estos monstruos en los próximos días? Es lo primero que pienso mientras disfruto con la silueta de la trucha, que apostada en su cazadero mueve imperceptiblemente su aleta caudal.
    Las bateas con parejas se deslizan con suavidad sobre su superficie y el césped bien cortado invita a tumbarse a leer algún libro o darse el lote con la novia. Nos llama la atención que mucha gente viste de verano cuando el día invita a abrigarse. Desde el Puente del Recuerdo, truchas de gran tamaño y patos compiten por las migas que arrojan una pareja de turistas.
   Regresamos al camping para las nueve porque hace bastante frío.
   (Temperaturas de hoy: T mín = 12 º C; T máx = 20º C. Humedad media = 66 %).

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.