Los viajes de Mariano

Reino de Nepal 2002

26 de marzo, Katmandú28 de marzo, Bhaktapur, Swayambhunath
27 de marzo, Patán29 de marzo, Katmandú

28 de marzo, jueves

    Hoy se celebra la fiesta hindú Phagu Pornima o fiesta del color, que simboliza el triunfo de lo bueno sobre lo malo. En India queman piras y en Nepal se lanzan pintura rojiza y bolsas con agua unos a otros.
    Visitamos Bhaktapur, que literalmente significa la Ciudad de los Devotos. Muy pocos turistas a la vista, lo que se agradece. La contrapartida es que a menos turistas, más persistentes se vuelven los vendedores de postales, guías, collares, figuritas de madera, puñales, instrumentos musicales típicos y demás; nos siguen desde el aparcamiento hasta la entrada al recinto medieval. Una vez dentro, la tranquilidad es total. Uf, menos mal.
Estupa Swayambhunath
    En Bhaktapur no son sólo interesantes los templos y palacios, sino las casas particulares, que también resultan curiosas por su antigüedad, parecen pequeñas, oscuras e irregulares y muchas tienen los marcos de las ventanas labrados con abigarrados y densos dibujos. Desde luego, la visita merece la pena.
    Los chavales andan envueltos en una guerra total, se lanzan agua con pistolas de plástico, con bolsas o con cubos, pero lo peor son los apostados desde las ventanas y las azoteas, que no respetan a nadie, ni a los turistas, que también somos blancos para ellos. Afortunadamente, la temperatura es alta y nuestros empapados pantalones secan rápido. Peor es cuando somos alcanzados por bombas de agua coloreada, mezclan agua y cúrcuma y el resultado es un líquido rojo cuya mancha no es fácil de limpiar.
    Dejamos Bhaktapur y nuestro chofer nos conduce hasta Patán.
    Desde luego, los artesanos de la época labraban la madera y la piedra como nadie, con mucha atención al detalle.
    Tomamos un taxi que nos lleva hasta la estupa budista de Swayambhunath, de 2500 años de antigüedad. La estupa es un túmulo hemisférico que representa los cuatro elementos de la tierra: tierra, fuego, viento y agua. Sus trece anillos dorados simbolizan los trece pasos del nirvana. Las estatuas de las diosas Ganga y Yamuna guardan la entrada. La vista del valle de Katmandú desde aquí es magnífica.

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.