Otros viajes

República de Mauricio 2012

21 de octubre, Flic en Flac 29 de octubre, Pamplemousses
22 de octubre, Flic en Flac 30 de octubre, La Pointe aux Canonniers, Mont Choisy
23 de octubre, Casela Nature Park, Tamarin 31 de octubre, Trou aux Biches, Port Louis
24 de octubre, Black River Gorges 1 de noviembre, Mahébourg, Blue Bay
25 de octubre, Flic en Flac 2 de noviembre, La Vanille, Gris Gris
26 de octubre, Trou aux Biches 3 de noviembre, Trou d'Eau Douce
27 de octubre, Cap Malheureux, Saint Antoine4 de noviembre, Mahébourg
28 de octubre, Trou aux BichesDatos económicos del viaje

23 de octubre, martes

    ¡Qué barbaridad, cómo nos gustan los animales! Nada menos que ocho horas disfrutando del Casela Nature & Leisure Park. El Casela es un zoo con peces, pájaros y mamíferos, muy cerca de Flic en Flac. ¿Qué se ve? Te hago un pequeño resumen: las populares carpas koi —koi en japonés significa carpa—, un pez que me tiene asombrado; su apariencia es la de un pez invertido, es decir, con el dorso hacia
¡Socorro, que me violan!
abajo y la panza hacia arriba, probablemente se trata un comportamiento para simular su muerte, pero ¿cómo explica la evolución este fenómeno, sobre todo, las fases intermedias? Iguanas, patos joyuyos, cisnes negros, guacamayos, loros, cacatúas, periquitos, calaos, pavos reales, flamencos, gallinas de guinea, perdices de India, avestruces, faisanes dorados, ibis, murciélagos de la fruta, un rarísimo canguros albino, al que la cautividad quizá le prolongue la vida porque suelen ser presa fácil de los zorros. Pavos, gallos dorking, cervatillos, tortugas radiata que no paran de follar, tortugas gigantes de Aldabra, leones, tigres, monos, cebras, etc. El Casela también tiene un restaurante decente con unas vistas magníficas sobre los campos de Rivière Noire. otras actividades tienen coste adicional, como tirolínea (900 rupias por persona por una hora), descenso de cañones (1730 por medio día), conducir cuadrones (2220 por una hora) y segways (1050 por una hora) o pasear con una pareja de leones durante una hora (3000 por persona, unos 78 €). No debe ser nada peligroso porque te acompañan dos cuidadores que no llevan armas.
    Es nuestra segunda visita al Casela y nos parece un entretenimiento realmente placentero y didáctico, sobre todo, si se realiza entre semana, con poca gente. Las colas en el restaurante durante los fines de semana son desesperantes.
   Al atardecer nos acercamos hasta Tamarín —su nombre proviene de la abundancia de tamarindos— a echar un vistazo a sus salinas costeras. Aquí se produce sal suficiente para satisfacer las necesidades industriales y de consumo alimentario de toda la isla. El agua de mar no entra en la granja con la marea alta sino que se bombea a las eras y se deja evaporar naturalmente hasta que queda la sal. También se extrae la flor de sal, que es una fina capa de cristales de sal que flotan en la superficie de las salinas como si fuera una nata; se recogen al amanecer, cuando se crea el contraste térmico ideal para su formación. La flor de sal se recolecta de la superficie con coladores y es menos salada que la sal del fondo porque contiene menos sodio. Luego se deja secar al sol y al viento.
    Dejamos las salinas y, al otro lado de la carretera, se encuentra la playa de Tamarín. Justo cuando entramos en la playa llega una embarcación con un pez casi tan grande como la lancha. Aunque por su pico parece un pez espada, no lo es, se trata de un marlín azul, y bastante pequeño; un adulto puede alcanzar los novecientos kilos. Entre el pez espada y el marlín hay dos diferencias fundamentales: la aleta dorsal del pez espada se parece a la de un delfín, mientras que la del marlín llega casi hasta la caudal. otra diferencia es la longitud del pico, en el pez espada es casi la mitad de su longitud y en el marlín, mucho más corto.
Marlín azul y bonitos en la playa de Tamarin

Copyright © 2012 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.