Los viajes de Mariano

República de Mauricio 2012

21 de octubre, Flic en Flac 29 de octubre, Pamplemousses
22 de octubre, Flic en Flac 30 de octubre, La Pointe aux Canonniers, Mont Choisy
23 de octubre, Casela Nature Park, Tamarin 31 de octubre, Trou aux Biches, Port Louis
24 de octubre, Black River Gorges 1 de noviembre, Mahébourg, Blue Bay
25 de octubre, Flic en Flac 2 de noviembre, La Vanille, Gris Gris
26 de octubre, Trou aux Biches3 de noviembre, Trou d'Eau Douce
27 de octubre, Cap Malheureux, Saint Antoine4 de noviembre, Mahébourg
28 de octubre, Trou aux BichesDatos económicos del viaje

1 de noviembre, jueves

    Nuestro alojamiento La Sirene se encuentra en Morcellement Lorette, al sur de Mahébourg, en una urbanización de chalets unifamiliares y apartamentos de dos alturas. La mayor parte de ellos no desentonaría nada en una urbanización de clase media europea, sin embargo, uno destaca sobre los demás, el de la foto, está casi terminado, y el propietario le ha dado unos toques muy personales: columnas a rayas verticales blancas y azules, paredes exteriores alicatadas con baldosines azules, ventanas con cristales de espejo,
Curiosa casa en Morcellement Lorette
balconada en hierro forjado con detalles dorados, puertas, marcos y aristas también en color dorado, acceso a la planta superior mediante escalera de caracol por el exterior... En fin, una casa muy llamativa. La pequeñez de las ventanas laterales y los cristales espejo nos hace suponer que se trata de propietarios musulmanes, siempre tan guardianes de su intimidad.
    Los musulmanes constituyen el diecisiete por ciento de la población de Mauricio, la mayor parte profesan el islam suni y sus ancestros son originarios de India. Desde 1932 vienen pidiendo al Gobierno la adopción para su comunidad de la llamada Ley Personal Musulmana que incluye el derecho a regirse por la Sharia, sin embargo, para el Gobierno la Sharia choca frontalmente con las leyes civiles vigentes, sobre todo, con la asimetría de derechos y obligaciones de hombres y mujeres que impone la ley islámica. Por ejemplo: en cuestión de herencias, la ley civil de Mauricio establece la igualdad entre géneros mientras que la mujer hereda la mitad del hombre en la ley islámica. En fin, barbaridades de unas leyes redactadas hace mil cuatrocientos años. Afortunadamente, cada vez que lo han intentado han tenido enfrente al Movimiento de Liberación de la Mujer que condena la Sharia por razones más que justificadas.
Musulmanas en Saint Antoine
    El norte de Mauricio es más hindú y el sur es más católico (criollos). Los musulmanes se concentran en Port Louis, Quatre Bornes y Curepipe. El imán de la mezquita principal de Port Louis se muestra preocupado: "Los musulmanes de Mauricio han perdido el entusiasmo por el islam, cada año observo menos gente comprometida con el Ramadán. Incluso entre los que lo cumplen les noto en la cara unas ganas terribles de que se acabe. Tampoco la gente acude a la mezquita como antes. Además, las clases de las madrazas comienzan después del horario lectivo y como los alumnos están sobrecargados de deberes, muchos padres hacen la vista gorda si faltan. Los padres anteponen las buenas notas de sus hijos a unos sólidos valores islámicos. ¿Y qué me dicen del decoro en la vestimenta...? Sólo tienen que ir por ahí y ver cómo visten los jóvenes; yo no obligo a que se pongan el hiyab u otro vestido islámico, pero al menos podrían cubrirse convenientemente. Están irreconocibles con esa vestimenta occidental".
    El mercado de Mahébourg se celebra los lunes y los viernes. Cuando llegamos, a las nueve, aún no han abierto los puestos permanentes. En la calle preguntamos por un lugar donde comprar pescado fresco a un señor mayor que se desplaza en bicicleta al hacer sus compras. Muy amablemente nos guía hasta un diminuto puesto de pescado en una esquina. No despachan gran cosa: pescados de roca pequeños, de esos ya probamos en Flic en Flac y son durísimos, nunca más. También tienen varias docenas de unicornios. Nos decantamos por una rodaja de kilo y medio de atún, que parece más fresco. Después de dejar la compra en La Sirene nos marchamos hasta la playa de Blue Bay, mi favorita para ver peces de coral. El color del agua es extraordinario. Sopla el viento y la corriente me arrastra, hay que vencerla a base de músculo. Para las dos regresamos a casa a comer el atún y de nuevo volvemos a Blue Bay a pasar el resto de la tarde. Me asombra ver una enorme rata meterse entre las raíces de las casuarinas de la playa y si me fijo un poco más, no es la única que veo. ¡Y vaya tamaño! Las mangostas se introdujeron en Mauricio hace siglos para acabar con las ratas que asolaban los campos de caña de azúcar pero se ve que no se acercan demasiado a las zonas frecuentadas por el hombre, como esta playa. Me entra la duda: ¿Aquí trataran a las ratas como una peste a erradicar o, al haber tanto hindú, las considerarán sagradas como en el templo de Karni Mata de India? Es sabido que las ratas, junto con las vacas, pavos reales, elefantes y monos, son tenidos como sagrados en ciertos estados de India y objetos de mucha veneración.
Corales en Blue Bay
   

Copyright © 2012 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.