Los viajes de Mariano

República de Mauricio 2012

21 de octubre, Flic en Flac 29 de octubre, Pamplemousses
22 de octubre, Flic en Flac 30 de octubre, La Pointe aux Canonniers, Mont Choisy
23 de octubre, Casela Nature Park, Tamarin 31 de octubre, Trou aux Biches, Port Louis
24 de octubre, Black River Gorges1 de noviembre, Mahébourg, Blue Bay
25 de octubre, Flic en Flac 2 de noviembre, La Vanille, Gris Gris
26 de octubre, Trou aux Biches 3 de noviembre, Trou d'Eau Douce
27 de octubre, Cap Malheureux, Saint Antoine4 de noviembre, Mahébourg
28 de octubre, Trou aux BichesDatos económicos del viaje

21 de octubre, domingo

    Aterrizamos con tres minutos de adelanto sobre el horario oficial, es decir, a las 12:27. Me lo estaba imaginando: nos espera el mismo señor de Car Hire Mauritius que nos dio el coche hace cuatro años, se lo comentamos y no se acuerda, es natural, todos los blancos somos parecidos. Nos entrega un Hyundai i20 con 43600 Km. Coloco nuestro inseparable navegador sobre el parabrisas y escribo la dirección de nuestro apartamento. Camino de Flic en Flac, atravesamos Curepipe sin agobios de tráfico, todo parece desierto. Es domingo y todo el mundo está en la playa. Poco antes de llegar al apartamento Dove Court Villas llamamos a nuestros anfitriones por teléfono y aparecen en diez minutos con su coche. Audrey y Gilbert son una bonita pareja de criollos de unos cuarenta años, visten moderno, ambos con ligero sobrepeso, muy sonrientes, ella con los labios pintados de rojo muy vivo y el pelo liso. El apartamento está en la planta baja de un condominio, con murete y vigilante. La decoración es moderna, con paredes rojas y muebles negros; todo parece muy nuevo. Genial. En cuanto se marchan, salimos hacia la playa, que hoy es domingo y ya oímos los tambores de los grupos de chavales que tocan en la playa.
Playa de Flic en Flac
    Los días laborables, las playas suelen estar vacías, o mejor dicho, ocupadas por unos pocos afortunados turistas. Sin embargo, los fines de semana, ya ves la foto, llena de lugareños, familias enteras de picnic y grupos de adolescentes que cantan y bailan sega armados con panderetas, panderos y triángulos. Las pequeñas furgonetas de los helados hacen sonar una música característica y al lado, otros restaurantes ambulantes como Katy Fast Food sirven comida rápida del tipo perrito calientes. Las diferencias de comportamiento entre las etnias principales, la india y criolla, saltan a la vista: los indios son muy familiares, endogámicos, acuden a la playa con la familia extensa y traen su propia comida porque son muy escrupulosos, que si esto es impuro, que lo otro también. Las mujeres indias son muy conservadoras con la ropa, nada de bañadores, todo lo contrario que las criollas, que visten a la occidental.
    Éste es nuestro segundo viaje a Mauricio, el anterior fue en diciembre de 2008 y desde entonces siempre hemos barajado la posibilidad de volver, sobre todo, como destino de invierno. ¿Que por qué nos gusta tanto? Uf, son tantas cosas. Nos encanta la variedad de sus paisajes, sus llanuras de caña de azúcar, montañas selváticas, ríos cristalinos y cascadas, el color de las flores que bordean sus carreteras, los bosques de casuarinas que acompañan a las playas, la transparencia y el color del mar, su quietud, la facilidad para ver los peces de coral, la simpatía de la gente, la seguridad, las atracciones turísticas, los precios, que son contenidos. En fin, tantas cosas... Otro de los aspectos que más me atrae de Mauricio es su pluralismo étnico y religioso: aquí conviven en paz indios —hindúes o musulmanes—, africanos —también llamados criollos, generalmente cristianos—, europeos de origen francés e inglés y chinos. Magnífico ejemplo de multiculturalismo y tolerancia. Tolerancia sí, mezcla no, porque es evidente que existe racismo: sólo el ocho por ciento de los matrimonios son interétnicos.
   Con todo este crisol de etnias, te preguntarás: Entonces, ¿aquí qué idioma habla la gente? Buenooo... La isla fue colonizada primero por franceses y después por ingleses, así que las lenguas oficiales del Parlamento son el inglés y el francés, sin embargo, en la calle, todos se entienden en criollo mauriciano, es decir, la interpretación
que dieron del francés los esclavos africanos; tiene estructura gramatical africana pero la mayoría de las palabras son de origen francés. Por ejemplo: "bonjour" en criollo se escribe "bonzour", "monsieur" es "missié", "dix-sept" se escribe "diset". Para los que chapurreamos francés suena bastante gracioso y para los propios franceses, no te digo, se ríen las muelas. Además del criollo, todos hablan francés "del bueno" porque es el idioma que se imparte en las escuelas y se utiliza en los periódicos y en el trabajo. Para rematar, los mauricianos de ascendencia india hablan entre ellos el idioma de sus predecesores, ya sea hindi, telegu, tamil, marathi o cualquiera de los veintisiete idiomas de India, aunque difieren notablemente del idioma correspondiente que actualmente se habla en India. Los de ascendencia china, por supuesto, siguen hablando en la intimidad mandarín o el dialecto que sea. Vaya follón, ¿no?
    Cenamos en el restaurante del hotel Aanari, fideos con pollo, langostinos y huevo, calamares fritos y piña de postre. Y otro paseo más por la playa, que está de lo más animada y hace una noche espléndida.

Copyright © 2012 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.