Otros viajes

República de Mauricio 2008

30 de noviembre, Mahébourg, Blue Baie8 de diciembre, La Aventura del Azúcar
1 de diciembre, Isla de las Garcetas, Curepipe9 de diciembre, Pamplemousses
2 de diciembre, La Vanille, Flic en Flac 10 de diciembre, Trou d'Eau Douce
3 de diciembre, Flic en Flac 11 de diciembre, Trou d'Eau Douce
4 de diciembre, Chamarel, Valle de los Colores, Gris Gris12 de diciembre, Port Louis, Moka, Floréal
5 de diciembre, Casela Bird Park, Pereybére 13 de diciembre, Mahébourg, Blue Baie
6 de diciembre, Port Louis 14 de diciembre, Mahébourg
7 de diciembre, Maheswarnath, Aquarium, Mont ChoisyDatos económicos del viaje

2 de diciembre, martes

    Nos dirigimos a La Vanille, pero antes pasamos por Le Souffleur. La carretera cruza grandes extensiones de caña de azúcar y luego, al tomar un desvío, se transforma en pista de tierra. En nuestro camino hacia el mar atravesamos un bosque de casuarinas donde corren riachuelos cristalinos llenos de ova y las papayas y mangos cuelgan de los árboles. Corriendo paralela a un muro de piedra creemos ver una mangosta, ¿o ha sido un lagarto enorme? Al llegar a la costa, vemos que aquí no hay barrera de coral que proteja el litoral y las olas chocan con violencia contra las negras rocas volcánicas y lanzan la espuma hacia el cielo. Dicen que cuando el géiser ruge es señal de mal tiempo. Hoy está bien callado, tanto que no lo encontramos ni vivo ni muerto.
Tortugas de Aldabra en La Vanille
    La Vanille Réserve des Mascareignes fue en su origen un criadero de cocodrilos del Nilo, traídos de Madagascar en 1985, y con el tiempo se ha transformado en una reserva natural. Aquí puedes encontrar ranas toro, jabalíes, murciélagos dorados, carpas chinas, tilapias, anguilas, monos, tortugas radiata y de Aldabra. El insectarium alberga miles de insectos disecados de todo el mundo, en particular mariposas.
    La brocheta de cocodrilo con arroz especiado que me sirven en Le Crocodile Affamé está bien jugosa, sin embargo, mi mujer no corre la misma suerte con las chuletas de cocodrilo, muy pasadas y casi secas.
   El guía informativo que nos acompaña no nos aporta gran cosa, poco más que suministrarnos comida para echar a los peces y cacahuetes para los monos, ya ves tú, como si fuéramos niños.
    Los cocodrilos del Nilo se sacrifican cuando alcanzan los cinco años, es cuando su piel es más fina y está intacta, sin rastro de las heridas que son visibles en los adultos, que se fajan por la comida y por las hembras. En la tienda venden cinturones y bolsos de cocodrilo y avestruz a precios poco populares.
    Salimos de La Vanille a eso de las cinco con idea de alojarnos en algún lugar del suroeste. En Gris-Gris se ven unos magníficos chalés y la playa es fabulosa aunque al no estar protegida por la barrera de coral el oleaje es algo virulento.
    La carretera que discurre entre Souillac hasta Baie du Cap cruza por parajes de gran belleza: mar de aguas cristalinas, kilómetros de playas solitarias de arena blanca, bosques de casuarinas y montes con árboles de espeso follaje y riachuelos. Y precisamente, en este paraíso casi deshabitado será la única zona de la isla, junto con Port Louis, donde veremos chabolas que indican extrema pobreza.
    Hasta Flic en Flac apenas hay alojamientos, exceptuando los lujosos hoteles de Le Morne, poco aptos para nuestra forma de turismo itinerante. Ya de noche, llegamos a Flic en Flac donde nos alojamos a regañadientes en un bungalow del hotel Klondike. En Flic en Flac hay, sin duda, mejores opciones que el Klondike, pero es de noche y no tenemos más ganas de seguir buscando ya que algunos alojamientos tienen la recepción cerrada. Nunca hay que escoger el alojamiento con prisas y para evitarlo, lo mejor es buscarlo de día. De los errores se aprende.

Copyright © 2008 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.