Otros viajes

Martinica 2009

28 de noviembre, L’Anse à l’Âne7 de diciembre, Museo de la Banana, Sainte-Marie
29 de noviembre, L’Anse à l’Âne, Rivière Salèe8 de diciembre, Grand Rivière
30 de noviembre, Fort-de-France 9 de diciembre, Saint-Pierre
1 de diciembre, La Maison de la Canne 10 de diciembre, Saint-Pierre
2 de diciembre, Sainte-Anne, Les Salines 11 de diciembre, Habitation Anse-Latouche
3 de diciembre, Anse Michel 12 de diciembre, Jardín de Balata, Sainte-Anne
4 de diciembre, Le François 13 de diciembre, Sainte-Anne, Les Salines
5 de diciembre, Habitation Clément14 de diciembre, Les Salines, Lamentin
6 de diciembre, La Caravelle Datos económicos del viaje


13 de diciembre, domingo

    Nos levantamos pronto para ir a la playa de Les Salines. En la piscina de nuestro hotel, a las siete menos cuarto, ya toman posiciones sobre las tumbonas. En la panadería de Sainte-Anne compramos una baguete para hacernos un bocata en la playa. La preocupación por la higiene se manifiesta en las pinzas para servir el pan o en los guantes que emplean en los diminutos tenderetes callejeros que florecen los fines de semana con comida casera: fritos, tartas, mermeladas... Les gusta mucho el adjetivo "casero" y es una estupenda oportunidad para probar la gastronomía criolla más auténtica, la que se elabora en los hogares. Nosotros nos mercamos un trocito de gâteau de piña para degustarlo en la playa.

Lo más parecido al paraíso: la playa Grande Anse des Salines

    Llegamos a las ocho y media, cuando aún hay poca gente, de hecho, el grueso del personal aparecerá para las once. Por el camino que discurre paralelo a la playa nos topamos con un goteo de corredores de cara descompuesta, parece una competición de maratón. Andan también instalando unos tenderetes con bebidas y un escenario para alguna actuación musical. Una cosa curiosa: a pesar de que el noventa por ciento o más de los habitantes de la isla son de piel oscura, en la playa, la proporción es la inversa. ¿Cuál es la causa? ¿No les gusta tomar el sol a los negros?
    Una tormenta tropical nos echa de la playa a eso de las cinco.

Copyright (c) 2009 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.