Otros viajes

Mallorca 2014

14 de agosto, Son Mengol20 de agosto, Son Mengol, Cala Ratjada
15 de agosto, Port d'Alcudia, Pollença 21 de agosto, Manacor, Palma
16 de agosto, Palma 22 de agosto, Ses Païsses, Sa Canova
17 de agosto, Cala Mitjana 23 de agosto, Son Mengol
18 de agosto, Es Trenc, Cala Figuera 24 de agosto, Algaida
19 de agosto, Artá, Valldemossa, Deiá Datos económicos del viaje

17 de agosto, domingo

    Día fantástico, de cielo azul, ni una nube en el firmamento. Hoy vamos de playa. Una barra de pan, unas lonchas de chorizo y agua es todo lo que necesitamos para pasar el día. Los domingos suelen estar abarrotadas porque a los mallorquines también les gusta la playa, por supuesto. A mi mujer y a mí nos van las más tranquilas y recónditas. ¿Dónde hay de esas? Vamos a probar fortuna por el litoral de Artà, generalmente poco frecuentado por los bañistas. Ponemos rumbo a Cala Torta. La antaño sinuosa y deficiente carretera llena de baches luce ahora un magnífico firme que conduce a Cala Torta en un suspiro. De repente, cruzamos con tres furgonetas blancas de cristales tintados circulando a velocidad irracional. ¿Quién irá dentro? Seguramente, cualquier millonario de tantos que pasan el verano en Mallorca. Boris Becker tiene una mansión en los alrededores de Artà. Claudia Schiffer posee otra mansión en Camp de Mar. De Claudia se dice que la primera vez que posó fue en la playa de es Trenc en 1987 para el fotógrafo mallorquín Pedro Coll; la descubrió en el Bar Tim de Puerto Andratx cuando tenía dieciséis años. Michael Douglas es otro millonario famoso que se deja ver de vez en cuando. El jeque árabe Al Waleed, David Cameron y muchos ministros europeos, la mayoría desconocidos para mí, también gustan de veranear en Mallorca, así que vete a saber quién iba dentro de las furgonetas.
    Me imagino que el aparcamiento de Cala Torta estará abarrotado por ser gratuito, así que... cambio de planes: seguimos hacia Cala Mitjana, justo al lado. El camino hacia Cala Mitjana sí que está como hace décadas, lleno de baches enormes que hacen imposible llegar a las inmediaciones de la cala. No queda más remedio que aparcar antes de los socavones más grandes y después caminar unos setecientos metros. Ese esfuerzo siempre desanima a la gente, me digo. A pesar de las dificultades para llegar, en Cala Mitjana ya toman el sol más de treinta personas, ¡una barbaridad! Esa gruesa franja oscura de la orilla que se ve en la foto de Cala Mitjana son montones de restos de posidonia. El agua está igual, negra, los pocos que se bañan salen con ellas pegadas al cuerpo. Y para rematar, hace un oleaje del demonio.
Cala Mitjana
    Advertimos que algunas personas toman los senderos que bordean la costa y que conducen a playas de arena que solo son accesibles andando o en bicicleta de montaña y que, por tanto, son muy poco frecuentadas. La primera es Cala Matzoc, de unos ochenta metros de longitud. Continuamos hacia el oeste y nos encontramos con la Torre de Sa Falconera, construida en 1751 con funciones de vigilancia y defensa. La siguiente playa es sa Font Celada; un día de agosto, entre semana, puedes estar completamente solo en esta playa, y tiene cien metros de longitud. Se dice que esta zona del cabo Ferrutx fue escogida por un grupo árabe de resistencia a las tropas de Jaume I durante la conquista de Mallorca.
    Y por fin, tras hora y media de andar por el camino dels Carabiners se llega a S’Arenalet d’Aubarca o Arenalet des Verger, una de las playas más recónditas y vírgenes de Mallorca. Doscientos metros de arena fina para ti solo. ¿Solo? ¿Y quiénes son esos chavales jugando al balón en la playa? ¿Y esa casona de piedra a pie de playa? De algún privilegiado, seguro. Pues no, se trata del refugio de s'Arenalet, antigua residencia de veraneo de los señores de la finca de Albarca, situada dentro del parque natural de Llevant. La vivienda tiene casi doscientos metros cuadrados y capacidad para veintidós personas y la puedes alquilar por habitaciones llamando al ayuntamiento de Artà. Cuenta con siete baños completos, una cocina equipada con nevera y horno, dos mesas con bancos de madera, botiquín y extintores. Sin electricidad ni agua potable. También se permite la acampada. ¿Qué mejor lugar para pasar una semana a lo Robinson Crusoe?

Copyright © 2014 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.