Otros viajes

Mallorca 2014

14 de agosto, Son Mengol20 de agosto, Son Mengol, Cala Ratjada
15 de agosto, Port d'Alcudia, Pollença 21 de agosto, Manacor, Palma
16 de agosto, Palma 22 de agosto, Ses Païsses, Sa Canova
17 de agosto, Cala Mitjana 23 de agosto, Son Mengol
18 de agosto, Es Trenc, Cala Figuera 24 de agosto, Algaida
19 de agosto, Artà, Valldemossa, Deià Datos económicos del viaje

15 de agosto, viernes

    El día amanece con un cielo totalmente cubierto con nubes blancas, grises y cárdenas; en principio, poco playero. Nos despertamos tarde, hacemos el amor y después de un buen desayuno a base de dos huevos fritos con jamón de York a la plancha, pan con aceite y tomate, queso fresco y fruta, nos damos un chapuzón en la piscina y montamos en el coche para subir hasta Port d'Alcudia, donde pasé varios veranos hace más de una década; tengo curiosidad por comprobar cómo ha cambiado en estos años.

Mercadillo nocturno en el paseo peatonal de Port d'Alcudia

   Hay que ver lo que ha crecido está zona de la Bahía de Alcudia que comprende el Port d'Alcudia, Muro y Ca'n Picafort; hasta mediados de los setenta eran pueblos de reducidas dimensiones, con escasas construcciones, todas de baja altura, hoy es uno de los centros turísticos más importantes de la isla. El puerto comercial de Alcudia es el segundo en importancia, después del de Palma. Aquí fue donde dos etarras atracaron el yate La Belle Poule, en agosto de 1995, con el propósito de poner en el punto de mira al Campechano.
    A pesar de la aglomeración turística, la Bahía de Alcudia es un lugar muy tranquilo, ideal para vacaciones con niños. El turista típico es alemán o inglés, viaja con la familia y el objetivo principal es pasar una semana tumbados al sol; aparecen por la playa sólo cuando el sol calienta la piel y para eso de las cinco, cuando la potencia de los rayos solares empieza a languidecer, emprenden su éxodo al hotel, con todos los hinchables bajo el brazo. Se duchan, se visten de blanco para cenar, dan un paseo y se retiran pronto a la cama. Algunos, más inquietos, alquilan un coche para uno o dos días y se aventuran por las estrechas carreteras mallorquinas para visitar otras playas o conocer poblaciones como Deiá, Valldemossa o Sóller.
Exposición de artesanía en Pollença
    Además de los turistas temporales también hay decenas de miles de residentes extranjeros. Mallorca es el primer destino de retiro para los jubilados alemanes de entre cincuenta y cinco y setenta años. La mayoría son de clase media y han escogido Mallorca para quedarse para siempre. ¿Las razones? El modo de vida mediterráneo, que les fascina, el clima y también es importante para ellos la facilidad de conexión con Alemania, ya que suelen regresar para ver a la familia, al menos, una vez al año. Curiosamente, a diferencia de lo que sucede en Alemania, más del ochenta por ciento tiene la vivienda en propiedad y son los que viven en el campo los que mejor hablan mallorquín, aunque la mayoría no muestra mucho interés por aprenderlo.
    Nos acercamos hasta Pollença, un pueblo que tiene una plaza con mucho encanto. Hoy hay tanta gente que es difícil encontrar una mesa libre en las terrazas. Con un poco de paciencia lo conseguimos y después de tomarnos un tumbet y unas croquetas, nos atrevemos con los trescientos sesenta y cinco escalones flanqueados de cipreses que conducen al oratorio del Calvari. Subimos con mucho cuidado porque apenas hay iluminación y las escaleras son irregulares. Arriba, la vista nocturna sobre la bahía de Pollença es espectacular.
    Esta noche, en los jardines Joan March —donados en 1976 por la familia al ayuntamiento de Pollença con la condición de que fueran destinados a jardín público—, se celebra la Feria de una Noche de Verano, una muestra de artesanía y diseño: aquí está Aina "Pistola" que no deja de trabajar en sus cestos hechos con hojas de palma mientras charla con mi mujer, o los trabajos de la ferrería L'Encruia, o los modelitos de Teixits Vicens, etc.

Copyright © 2014 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.