Otros viajes

República de la India 2002

16 de marzo, Delhi 23 de marzo, Kajuraho
17 de marzo, Samode 24 de marzo, Benarés
18 de marzo, Amber, Jaipur 25 de marzo, Benarés
19 de marzo, Jaipur, Fatehpur Sikri, Agra 26 al 29 de marzo, Nepal
20 de marzo, Agra 30 de marzo, Delhi
21 de marzo, Gwalior, Orchha 31 de marzo, Delhi
22 de marzo, Orchha, Kajuraho Datos del vuelo

31 de marzo, domingo.

    Hoy está casi todo cerrado. El sol atiza en serio y hay poca gente por la calle. O sea, buen día para pasarlo bajo el aire acondicionado del Museo Arqueológico. Nos vamos andando, que es la mejor forma de conocer una ciudad.
    Su contenido resulta interesante, tiene suficientes atractivos para pasar unas horas. Después nos trasladamos en un autorickshaw hasta el restaurante Ming del hotel Taj Mahal. Excelente servicio para una comida simplemente correcta. Pruebo el famoso tofu y cordero en salsa de ostras.
    Llegamos a nuestro hotel con el tiempo suficiente para hacer las maletas, nos han ampliado la hora de dejar la habitación hasta las cinco, pero aún tenemos cuatro horas de espera hasta que nos recojan a las nueve para ir hacia el aeropuerto.
    En el aeropuerto, de nuevo el caos, no nos sellan las maletas cuando pasan por los rayos X y nos hacen volver de nuevo a pasar por la máquina, etc.
    La India es un país fascinante por sus costumbres, historia, gastronomía, manera de vestir, edificios, todo. Uno no para de asombrarse a cada paso que da, en cierto sentido, es como retroceder en la máquina del tiempo. India también te deja un regusto amargo por la inmensa miseria que les asfixia, sin embargo, tiene un poderoso poder de atracción, el 95% de la gente da un sentido religioso a su vida y eso le convierte en un país muy atractivo para los materialistas occidentales.
    Ya estamos pensando en volver, quizá al sur, donde según dicen, la civilización aún ha calado menos que en las regiones del norte. Pero antes necesitamos algún tiempo para digerir todo lo que hemos visto.

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.