Otros viajes

República de la India 2002

16 de marzo, Delhi 23 de marzo, Kajuraho
17 de marzo, Samode 24 de marzo, Benarés
18 de marzo, Amber, Jaipur 25 de marzo, Benarés
19 de marzo, Jaipur, Fatehpur Sikri, Agra 26 al 29 de marzo, Nepal
20 de marzo, Agra 30 de marzo, Delhi
21 de marzo, Gwalior, Orchha 31 de marzo, Delhi
22 de marzo, Orchha, Kajuraho Datos del vuelo

22 de marzo, viernes.

    Hoy visitamos los palacios de Orchha que en su tiempo, de 1500 a 1630, fueron morada de los rajás hinduistas de la dinastía Bundela. ¿Qué es un rajá? Algo así como un rey. Gran parte de estos palacios fueron construidos por los rajas con la finalidad de invitar y mantener buenas relaciones con los poderosos emperadores mogoles musulmanes que reinaban en la India en esa época. Los mogoles eran descendientes del turco Tamerlán y en su época de decadencia prácticamente fueron aniquilados por los uzbecos. Algunos lograron escapar y en 1507 se escondieron tras la cordillera del Hindu Kush. Uno de estos turcos, conocido como Babar, se dio cuenta de que los caciques hindúes se llevaban muy mal entre sí y no se apoyarían en caso de guerra así que decidió invadir los reinos hindúes. Uno a uno fueron cayendo y en 1526, Babur derrotó al último de los sultanes de Delhi. La palabra "mogol" es una versión indo-aria de la palabra "mongol". Hay catorce 'Chatris' o monumentos funerarios que recuerdan a los gobernantes de Orchha, agrupados a lo largo del río Betwa. El de Bir Singh’s es uno de los cenotafios y a apesar de ser un gobernante hindú tiene grafía islámica.
    El príncipe Salim, primogénito de Akbar (1542 - 1605), el más poderoso de los emperadores mogoles, se rebeló contra su padre y huyó de Agra. Akbar envió a su mano derecha, Abu'l-Fazl ibn Mubarak a capturar a Salim y cuando pasó por el reino de los Bundelas, el cacique local Bir Singh Bundela, jefe rajputa Bundela y gobernador del reino de Orchha, un tipo duro, sin escrúpulos, en connivencia con Salim, lo mató. El príncipe Salim terminó reconcialiándose con su padre y regresó a Agra. Salim no olvidó nunca el favor que le hizo Bir Singh Deo y le tomó bajo su protección, convirtiéndose en vasallo del imperio mogol Gobernó entre 1605 y 1627. Este raja Bir Singh Bundela Deo was among the Rajput rulers of his era who sponsored temples in the Brajmandal area that comprised Vrindavan and Mathura.[5] Los jardines Phool Bagh, el palacio Jahangir, en honor al emperador mogol Jahangir (príncipe Salim), y el templo Lakshmi fueron construidos durante el reinado de Deo, cuyo hijo, Jhujhar Singh, le sucedió en el trono. Los Chatris o cenotafios se erigieron en recuerdo a los antepasados de los rajas de la dinastia Bundela. Su mausoleo está aquí en Orchha, y es una mezcla de arquitectura hindú y mogol (musulmana). Los Bundelas fueron unos caciques guerreros rajputas que gobernaron desde la ciudad escondida de Orchha. De hecho, Orchha significa "escondido". Con los cofres llenos, Orchha entró en su edad de oro. El nombre de la dinastia de estos rajas se le concoce como Bundelas, porque el primer raja ofreció gotas de sangre a la diosa Kali y se le llamó Bundela, que significa "el que ofrece gotas de sangre".
    La vista del paisaje desde los pisos superiores del palacio Jehangir es magnífica; al fondo se aprecia el río Betwa con sus puentes y unos árboles de flores rojas que son las que sirven para hacer la pintura roja de los bindis, ese punto que se pintan en la frente los hindús. Este palacio fue construido por Bir Singh Deo en 1605 en honor al emperador mogol Jahangir que fue huésped del maharajá por una noche.
    En el pueblo hay algunos puestecitos bien ordenados y limpios para los escasos turistas que se han acercado a esta remota parte de la India. Aquí, por lo visto, todavía existe el oficio de planchadora, con ascuas dentro de la plancha para calentarla.
Palacios mogoles de orccha orilla del río Betwa
    Seguimos hasta el hotel Usha Bundela de Kajuraho, donde inmediatamente nos instalamos en la piscina a descansar un rato.
    Para cenar, nos acercamos al restaurante del hotel Jazz Oberoi, que queda a tiro de piedra. El recorrido de un hotel al otro lo hacemos escoltado por una legión de chavales. Algunos hablan bien español; unos lo quieren aprender y otros simplemente pretenden llevarnos a las tiendas de alfombras de sus padres. El caso es que es imposible pasear tranquilo, no estaría mal si su compañía fuese desinteresada, pero no es así, siempre insisten en llevarnos a alguna tienda; tampoco se les puede reprochar nada, para ellos somos una oportunidad de negocio.
    La pobreza en la India alcanza al 95% de la población, solo un 1% gana más de 1000 euros al año, la mitad de la población es analfabeta y solo un tercio de la población ingresa las 2000 calorías diarias necesarias para una vida normal. Y semejante pobreza parece destinada a perpetuarse gracias a la religión hindú y a su sistema de castas asociado.
    De acuerdo con la tradición hinduista, la calidad de la vida actual de cada uno es el resultado de su buena o mala conducta en su anterior reencarnación. O sea, que un hombre rico y poderoso lo es porque en su vida anterior se ha portado de manera ejemplar. Y los intocables y los pobres de solemnidad merecen su miseria, ya que se han comportado de manera deplorable en sus pasadas vidas. Total, que quien nace en la casta de los intocables debe morir como intocable. Así no hay manera de progresar. Si a todo esto le añadimos una clase política corrupta y endogámica que se preocupa poco de la gente y mucho de ellos mismos tenemos un país con una desigualdad abismal entre pobres y ricos y con pocas esperanzas de salir de la miseria.

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.