Los viajes de Mariano

República de la India 2002

16 de marzo, Delhi 23 de marzo, Kajuraho
17 de marzo, Samode 24 de marzo, Benarés
18 de marzo, Amber, Jaipur 25 de marzo, Benarés
19 de marzo, Jaipur, Fatehpur Sikri, Agra 26 al 29 de marzo, Nepal
20 de marzo, Agra 30 de marzo, Delhi
21 de marzo, Gwalior, Orchha 31 de marzo, Delhi
22 de marzo, Orchha, Kajuraho Datos del vuelo

16 de marzo, sábado

    El viaje con Air France ha resultado estupendo; el avión parece recién estrenado y dispone de pantallas de vídeo individuales —antes las películas se proyectaban sobre una única pantalla, como en el cine—. He escogido una película india que trata el tema de la corrupción política, se titula Nayak: the real hero (2001). El protagonista es un reportero de televisión que entrevista en directo al primer ministro de Maharastra —el estado de India cuya capital es Mumbai— y le acusa de que en sus quince años de mandato, debido a sus políticas extractivas, los ricos se han hecho aún más ricos y los pobres, más pobres. Le denuncia por indolente y corrupto y además, prueba cada una de sus acusaciones con material videográfico. El primer ministro se excusa en que gobernar no es fácil, es muy difícil, y para que el periodista se dé cuenta le ofrece su cargo por un día. El periodista acepta. A ver qué hace, éste que tanto habla. En veinticuatro horas lleva a cabo una actividad frenética que incluye la destitución en masa de funcionarios corruptos e ineficaces, y todo ello emitido en vivo por la televisión. En un sólo día, como digo, despide a más de 46000 funcionarios, arresta a doce ministros y al propio primer ministro, todos acusados de corrupción. El pueblo está entusiasmado con el periodista y se presenta a las elecciones, que gana de calle. A partir de aquí, la oligarquía política y financiera trata de eliminarlo a cualquier precio. La película está bien llevada y el ritmo es frenético; eso sí, todos los actores gesticulan una barbaridad, es lo que se lleva por aquí. Me sorprende que esta película no haya sido prohibida en India, resulta implacable con los que manejan los hilos del Sistema .
    Llegamos a Delhi a medianoche, hace un calor algo pegajoso. En el aeropuerto hay una discreta presencia de soldados y algunas barricadas con sacos de arena, y es que los grupos terroristas ideológicos, religiosos y étnicos son legión en India: los rebeldes naxalitas o maoístas (defienden a los más pobres y la creación de un estado marxista), los grupos musulmanes Lashkar-e-Taiba y Yaish-e-Muhamad (ambos contrarios al control indio en Cachemira), los separatistas sijs (partidarios de crear un nuevo estado sij en Punyab que llamarían Sijestán), los separatistas de la etnia bodo, el grupo Rashtriya Swayamsevak Sangh (dicen que la población de musulmanes y cristianos aumenta peligrosamente en detrimento de la hindú), etc. Y la interminable violencia entre hindúes y musulmanes, protagonizada por la gente "normal", que puede brotar en cualquier momento.
Plaza Connaught en Delhi
    Este viaje lo hemos organizado con una agencia india. El precio sale parecido a realizarlo con una agencia española; la ventaja reside en que tanto el itinerario como los hoteles los hemos seleccionado nosotros y encima no nos han reclamado ni un dólar como reserva.
    El representante de la agencia de viajes local Tour Masters (India) nos espera a la salida del aeropuerto con nuestros nombres escritos sobre un papel.
    Nos trasladan al hotel en un todo terreno Tata, bastante espacioso, con los asientos forrados con fundas blancas y dos almohadas para nuestra comodidad. Tata es una marca de coches, autobuses, camiones, aviones, acero, robótica, etc. que pertenece a una rica familia industrial india. En 2008 comprará Jaguar y Land Rover.
    Las carreteras escasamente iluminadas, las amplias y altas aceras y las glorietas me recuerdan las de Irán. Apenas hay circulación, así que en veinte minutos llegamos al hotel The Park, situado a pocos metros de la plaza Connaught y enfrente del Jantar Mantar, el antiguo observatorio astronómico. En un salón del hotel, Singh nos entrega los vales para los hoteles, guías y billetes de avión. Todo parece en orden, así que aflojamos los dos mil dólares pactados (mil por persona).

Copyright © 2010 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.