Los viajes de Mariano

Bandera

Grecia 2001

23 de junio, Atenas 5 de julio, Gerolimenas
24 de junio, Atenas 6 de julio, Vacia, Kita, Kardamili, Megalopolis, Karitena
25 de junio, Heraklión 7 de julio, Basas, Pyrgo
26 de junio, Réthimo, Spili, Plakiás 8 de julio, Olimpia, Calaurita
27 de junio, Samaria, Preveli, Agia Ganili 9 de julio, Diacopto, Kastria, Itea
28 de junio, Matala, Ierápetra 10 de julio, Delfos, Calambaca, Meteoras
29 de junio, Bei, Paleocastro 11 de julio, Meteoras
30 de junio, Itanos, Pahía Amós 12 de julio, Kamena Voúrla
1 de julio, Malia, Cnosos 13 de julio, Atenas
2 de julio, Atenas, Micenas 14 de julio, Atenas
3 de julio, Micenas, Nauplio 15 de julio, Atenas
4 de julio, Mistra, Esparta


8 de julio, domingo

    Llegamos a Olimpìa temprano. Olimpia es una pequeña ciudad muy turística, con una calle principal llena de restaurantes y artesanía orientada a los turistas. Hace un calor terrible. Entramos en una tienda de cerámica, por curiosidad y también por el aire acondicionado. ¡Vaya precios: mil ochocientos euros por unas ánforas! Y no son las más caras.
Entrada al estado olímpico
    Las olimpiadas eran tan importantes para los griegos que su calendario contaba los años a partir de la primera olimpiada, fechada en 776 AEC. El poeta griego Homero (siglo VIII AEC) ya narra detalladamente en La Ilíada los primeros juegos olímpicos. Gracias a él sabemos que hubo competiciones de tiro con arco y jabalina, lanzamiento de pesos, carreras de carros, boxeo y esgrima. Los juegos tenían un carácter cultural y deportivo, pero también religioso, ya que se rendía culto a varios dioses olímpicos —Zeus, su esposa y hermana Hera, Hestia, etc.—. Se les llamaba dioses olímpicos porque habitaban en el monte Olimpo, el más alto de Grecia.
    Los deportistas que competían no eran unos cualquiera, ni grandes atletas ni profesionales, la principal característica es que eran personas adineradas que pertenecían a familias de gran influencia. Se suponía que el vencedor había ganado gracias a que los dioses estaban de su parte, así que tras la victoria era temido y pocos contrariaban sus deseos. Los juegos terminaron en el año 393, los prohibió el emperador cristiano Teodosio I (347-395), empeñado en hacer del cristianismo la única religión oficial del Imperio romano, a la vez, acabó con una tradición de más de mil años y también con el cálculo de las fechas por las Olimpiadas. Para rematar, en 426, Teodosio II, emperador del Imperio romano de oriente, ordenó la destrucción de todos los templos de Olimpia.
    Los juegos se reinstauraron de nuevo en 1896 y se celebraron en Atenas. En 2004 volverán otra vez a Grecia. Aquí, cada cuatro años, se enciende el fuego sagrado de Zeus frente al templo de Hestia y se traslada al país donde se celebran los Juegos Olímpicos.
    Después de comer en Olimpia nos dirigimos a Calaurita donde hacemos noche. Nos alojamos en el hotel de la plaza, el Anesis, recién estrenado. Calaurita es un pueblo muy visitado en invierno por los esquiadores, sin embargo, ahora es temporada baja.
    Al atardecer, cuando el calor remite, visitamos la cruz que recuerda la ejecución de más de mil quinientas personas del pueblo en la segunda guerra mundial. Los nazis los mataron en represalia por la actividad de la resistencia.

Copyright © 2001 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.