Otros viajes

Bandera

Grecia 2001

23 de junio, Atenas 5 de julio, Gerolimenas
24 de junio, Atenas 6 de julio, Vacia, Kita, Kardamili, Megalopolis, Karitena
25 de junio, Heraklión 7 de julio, Basas, Pyrgo
26 de junio, Réthimo, Spili, Plakiás 8 de julio, Olimpia, Calaurita
27 de junio, Samaria, Preveli, Agia Ganili 9 de julio, Diacopto, Kastria, Itea
28 de junio, Matala, Ierápetra 10 de julio, Delfos, Calambaca, Meteoras
29 de junio, Bei, Paleocastro 11 de julio, Meteoras
30 de junio, Itanos, Pahía Amós 12 de julio, Kamena Voúrla
1 de julio, Malia, Cnosos 13 de julio, Atenas
2 de julio, Atenas, Micenas 14 de julio, Atenas
3 de julio, Micenas, Nauplio 15 de julio, Atenas
4 de julio, Mistra, Esparta


6 de julio, viernes

    Seguimos hacia abajo, hasta Porto Kagio. Paramos en un mirador de la carretera para apreciar Vacia, pintoresco pueblo plagado de casas torre, muchas de ellas abandonadas. Tan pintoresco, que al doblar un autobús aparcado nos encontramos con una docena de turistas jubilados sentados en diminutas sillas, todos a la sombra del autobús e intentando plasmar en una pintura la dura belleza del paisaje de Vacia. Realmente, ellos resultan mayor atracción que lo que pintan, y lo saben. Se desternillan cuando les fotografió.
   Cerca de Porto Kagio encontramos una playa solitaria y de aguas cristalinas, ideal para bañarnos desnudos y algo más. Ya teníamos ganas de hacerlo en una playa solitaria.
    Después de comer en un bar de una playa cercana deshacemos el camino hacia Areópolis. Esta vez paramos en Kita para observar las casas torre más de cerca. Muchas están en reconstrucción. Parece que muchos pueblos griegos están resurgiendo después del total abandono de épocas pasadas. Kita es un pueblo muy pequeño y no recuerdo nunca haber visto tal variedad de frutales en tan reducido lugar: granados, limoneros, naranjos, higueras, perales, manzanos, cerezos, membrillos, parras y hasta diminutos pepinos crecen en sus calles.
Típica ensalada griega: pepino, cebolla, tomate, pimiento verde, queso feta, orégano, aceite de oliva y aceitunas de calamata
    Camino ya de Calamata, paramos en Kardamili. Dicen que es buen lugar para hacer senderismo, lo será, no digo lo contrario, pero en primavera. Ahora solo paseamos un poco por las calles del pueblo y a ser posible, por la sombra. Tomamos un helado, nos refrescamos en la fuente de la plaza y volvemos al aire acondicionado del coche. El sol vomita fuego en las horas centrales del día.
   En esta zona son famosas las aceitunas de Calamata, dicen que son las mejores del mundo. En Megalópolis paramos en la plaza central para saborearlas. Qué casualidad: aparcamos enfrente de una tienda de encurtidos. Compramos media libra y nos las zampamos mientras recorremos la amplia plaza central del pueblo.
    Llegamos a Karitena, pueblo medieval, según dicen. Salvo la iglesia, tiene poco que ver, eso sí, las vistas sobre el valle son magníficas.

Copyright © 2001 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.