Los viajes de Mariano

Bandera

Grecia 2001

23 de junio, Atenas 5 de julio, Gerolimenas
24 de junio, Atenas 6 de julio, Vacia, Kita, Kardamili, Megalopolis, Karitena
25 de junio, Heraklión 7 de julio, Basas, Pyrgo
26 de junio, Réthimo, Spili, Plakiás 8 de julio, Olimpia, Calaurita
27 de junio, Samaria, Preveli, Agia Ganili 9 de julio, Diacopto, Kastria, Itea
28 de junio, Matala, Ierápetra 10 de julio, Delfos, Calambaca, Meteoras
29 de junio, Bei, Paleocastro 11 de julio, Meteoras
30 de junio, Itanos, Pahía Amós 12 de julio, Kamena Voúrla
1 de julio, Malia, Cnosos 13 de julio, Atenas
2 de julio, Atenas, Micenas 14 de julio, Atenas
3 de julio, Micenas, Nauplio 15 de julio, Atenas
4 de julio, Mistra, Esparta


5 de julio, jueves

    Salimos del hotel Menelaion en Esparta pitando. Justo enfrente de puerta del hotel unos obreros trabajan abriendo una zanja y el ruido de la taladradora es insoportable. Nuestro sistema nervioso central corre peligro de colapso.

Vacia y sus casa torre

    Nos dirigimos hacia las inhóspitas montañas de la región de Máni, al sur del Peloponeso, una de las zonas menos pobladas de Grecia, famosa por sus casas torre, unas casas que parecen diminutos castillos con torreón incluido y patio amurallado. Las torres fortificadas servían de habitación y refugio durante las guerras entre maniotas.
    Se cree que en esta región pudieron refugiarse los últimos descendientes de los espartanos; no es zona de fácil acceso porque la costa es muy abrupta y hacia el norte está protegida por la cadena de los montes Taigetos. La gente de aquí siempre fue muy rebelde y luchadora y nunca se doblegó ante los que vinieron a conquistar estas tierras, ya fueran romanos, musulmanes, bizantinos o turcos. Desde los tiempos de Bizancio ya contaba con su propia administración y la mantuvo durante la ocupación turca y también después, cuando Grecia alcanzó la independencia en 1830. Más tarde el Gobierno dividió la región administrativamente para debilitar su poder. Para subsistir, dependen de las ovejas, cabras y lo que da la tierra: frutales, olivos, vides y maíz.
    El aislamiento geográfico de esta región facilita que sus habitantes tengan un carácter muy resistente a influencias exteriores; fueron los últimos del Peloponeso en convertirse al cristianismo, allá por el siglo IX. Mientras el resto de Grecia abandonaba la medieval costumbre de la venganza de sangre, es decir, el lavar las ofensas entre familias con la muerte de algún varón del clan contrario, los maniotas mantuvieron tan salvaje costumbre dos siglos más. Aunque parezca increible esta costumbre aún sigue vigente en el norte de Albania.
    Después de Areópolis —capital de la región del Mani, mil habitantes—, el paisaje se vuelve aún más seco y pedregoso. Paramos frente a un supermercado para comprar algo de fruta. Esta zona es muy poco turística y los alojamientos escasean. Después de una ardua búsqueda encontramos por fin el hotel torre Tsitsiris Castle Guest House, en Gerolimenas. No es mala experiencia pasar al menos una noche es una casa torre. Esta casa de piedra es una verdadera fortaleza; las ventanas de nuestra habitación son tan pequeñas que me siento como si estuviera en una mazmorra.
    Cenamos un poco tarde en este hotel-castillo, con un ojo en el plato y otro en los mosquitos. A pesar de que he tenido la precaución de bajar a cenar con pantalones largos, me atacan en los tobillos. Se ve que mi sangre les encanta. Tengo que subir a la habitación para rociarme de repelente.
    Nuestro joven camarero y cocinero es rumano, el tipo tiene futuro como cocinero. Los crepes a las frutas del bosque están sobresalientes.

Copyright © 2001 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.