Reino de España 2014

12 de abril, Teruel21 de abril, Sevilla
13 de abril, Teruel 22 de abril, Sevilla
14 de abril, Albarracín, Valencia 23 de abril, Sevilla, Baeza
15 de abril, Valencia 24 de abril, Baeza, Úbeda
16 de abril, Valencia, Elche 25 de abril, Baeza, Toledo
17 de abril, Murcia 26 de abril, Toledo
18 de abril, Cabo de Gata 27 de abril, Toledo
19 de abril, Cabo de gata, Níjar Datos económicos del viaje
20 de abril, Sevilla

13 de abril, Domingo de Ramos

    El desayuno en el hotel El Mudayyan resulta mejor de lo esperado: jamón sobre pan con tomate, salmón con salsita casera, tarta de yogur, zumo de naranja natural, kiwis, queso, cereales, café, y Suspiros de Amante, hechos por Maria José, la dueña. Tras el desayuno nos invita a que veamos el pasadizo subterráneo que se descubrió poco después de comenzar las obras del hotel.
La Plaza del Torico de Teruel
    Maria José es un torbellino y habla a una velocidad endiablada. La pesadilla de un taquígrafo. Se ríe de los extranjeros que dicen saber español: "Ja, ja. Una vez, casi hice llorar a uno. La mayoría no me entienden ni una sola palabra. Pero si no entienden, que lo digan, coño, que yo se lo repito más despacio. Ustedes sí me pillan, ¿no?". En la antesala del pasadizo, Maria José da un repaso a la historia de Teruel con la seguridad de un catedrático; luego bajamos por unas escaleras hacia las entrañas de la tierra. "El casco antiguo de Teruel está plagado de subterráneos: unos dedicados al drenaje de aguas pluviales y excedentes de aljibes, y otros, asociados al tránsito de personas, como los túneles que se construyeron durante la Guerra Civil Española. Esta galería data del siglo XVIII, mide unos sesenta metros de longitud y conecta esta casa con un cuartico de la Sacristía de la iglesia del Salvador y también con otra casa contigua a la iglesia. Ambos edificios eran propiedad del clero porque durante la Edad Media y la Moderna casi todos los templos de Teruel tenían adscritos varios curas, no como ahora, que las iglesias sólo disponen de un cura párroco... y con suerte. Esta casa era la vivienda de un cura racionero, ya saben, los encargados de repartir las limosnas entre los pobres. Digo yo que algo se quedaría para él, "el que parte y reparte...", porque finalmente pudo comprar la vivienda. En 1964 las sobrinas de este cura le ofrecen la casa en venta a mi madre, que justo vivía enfrente. Mi madre empezó alquilándola y años más tarde la compró. Cuando mi madre murió, yo heredé la casa, que estaba en estado ruinoso. Pensé hacer un hotelico y al comenzar las obras en 2002 los albañiles encontraron un muro y un arco de piedra. Vino el arqueólogo y, después de mucho estudio, nos dijo que posiblemente eran restos de la iglesia bajomedieval de San Salvador que se quemó en mil seiscientos y pico. O sea, que esta casa se construyó sobre las ruinas de la iglesia. A raíz del robo del Códice Calixtino en 2011 de la Catedral de Santiago de Compostela, nos obligaron a emparedar el pasadizo. Las paredes del subterráneo son piedras pequeñas redondeadas, o sea, grava del río. Durante la guerra civil se utilizó como refugio; lo sé porque unas clientas me pidieron visitarlo. ¿Alguna pregunta?".
    —Pues sí: ¿Cuál era la función de este pasadizo?
    —Pasar de la casa de los curas a la Sacristía sin salir a la calle. La misma función que los pasos aéreos a modo de puente, como el que une el Palacio Episcopal con la catedral de Teruel o la casa del cura con la iglesia de Santo Domingo de Celadas, por poner otros ejemplos. Las razones de su construcción no están del todo claras, seguramente para buscar mayor comodidad de acceso a la iglesia.
    Al pasar de nuevo por la Plaza del Torico, camino del mausoleo de los Amantes de Teruel, nos topamos con otra procesión y nos quedamos unos minutos a observar esta curiosa tradición. Mientras veo pasar el muñeco que representa la deidad cristiana llamada "El Hijo" me pregunto cómo reaccionarían los cristianos si una hermandad musulmana desfilara celebrando la fiesta de la Ashura como ya pasa en Suecia.

Cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén desfilando por Ramón y Cajal

    Los restos de los presuntos Amantes de Teruel se encontraron en 1555 en el suelo de la capilla de San Cosme y San Damián, dentro de la iglesia de San Pedro, junto con un documento antiguo que relataba la leyenda. Las momias se han analizado recientemente con la técnica del Carbono-14 y resultó que datan de principios del siglo XIV, más o menos cuando empezó la leyenda que cuenta la historia de amor neurótico entre Juan Diego Martínez de Marcilla, segundón y, por tanto, sin fortuna, e Isabel de Segura, hija única de buena familia.
    Después de comer un sencillo menú en un mesón del Paseo del Óvalo, nos apuntamos a una visita guiada en la catedral de Santa María de Mediavilla. No se admiten fotos. Lo más espectacular de la catedral es su artesonado, le llaman la Capilla Sixtina del arte mudéjar. Por los colores tan llamativos y las vigas intermedias, me recuerda los artesonados de los templos chinos, y más cuando veo la cabeza de un dragón, pero mejor me guardo el comentario. "Data de 1284, hecho por mudéjares, en madera de pino y la decoración figurativa contiene motivos geométricos, vegetales. Si se fijan bien verán animales como el dragón, toro, cigüeña y león. Los oficios también están representados: carpinteros, pintores... Hay palabras en árabe y en cristiano. Esta techumbre, que ahora nos parece maravillosa, permaneció bajo un falso techo durante más de dos siglos. ¿La razón? Para el gusto del siglo XVIII estaba pasada de moda. Gracias al falso techo se conservó muy bien aunque durante la Guerra Civil se derrumbó una parte al caer una bomba.
    Nos encanta ver establecimientos con nombres tan expresivos como "Calzados Don Cómodo" o la peluquería "Divina de la Muerte". En el cine Maravillas dan "Ocho apellidos vascos", la más taquillera del momento.
El paso llamado María Santísima de las Angustias
    Como somos bien golosos nos hacemos con una trenza mudéjar en la Pastelería-horno Sanz.
    En nuestro deambular por Teruel, nos topamos por casualidad con la iglesia de San Martín. Abrimos la puerta y... ¡sorpresa! De morros con los catorce pasos que salen en Semana Santa. Enseguida se acerca a nosotros un señor que parece que guarda los pasos y nos aclara que este año las procesiones saldrán desde aquí.
    —¡Ah! ¿Y de dónde salían antes?—, le pregunto.
    —Antes se instalaba una carpa en la plaza del Seminario, pero esa carpa y la contrata de seguridad nos costaban veintidós mil euros, así que ahora usamos esta iglesia, que además llevaba años cerrada al culto. Sepa que hasta se han quitado los saludos de los políticos del programa de Semana Santa para bajar el número de hojas, que no están los tiempos para derroches.
    —Ayer me sorprendió la media de edad de los tamborileros. Se ve que los chavales están muy comprometidos con las tradiciones.
    —No crea, no crea. Esto va para abajo. El año pasado uno de los pasos salió con veintinueve costaleros, cuando por su peso y su tamaño, lo normal hubiera sido medio centenar. Aún así, hágase una idea: en la procesión del Viernes Santo desfilan más de tres mil personas entre penitentes, peaneros y músicos. A eso hay que añadir el público, claro, que abarrota las calles. Viene gente hasta de Valencia.
    En España, tan característico como el sol, las playas, los toros, el flamenco y la sangría es la corrupción política; no hay provincia que esté libre de ella. Teruel es conocida, sobre todo, por su jamón; y si juntamos jamón y corrupción tenemos un "typical spanish" al cuadrado. Aquí va: en enero de este año, el nuevo presidente del consejo regulador de la denominación de origen Jamón de Teruel se ha encontrado con una deuda desorbitada de 400.000 €, imposible de pagar. Los datos de la auditoría son clarificadores: el anterior presidente Fernando Guillen, antiguo concejal del ayuntamiento de Teruel por el Partido Popular, tenía un sueldazo de 82.000 € y 35.000 € para "otros gastos". Y no sólo eso: 84.442 € se gastaron en combustible sin comprobantes, 146.000 € en gastos sin justificar y 30.000 € sacados del cajero, más gastos personales como relojes de señora, corridas de toros, gafas de las caras, fines de semana en Marina D'Or, etc. Todo pagado con nuestro dinero. Ante la amenaza de la auditoria, la mitad de los consejeros dimitieron y el perito del juzgado dice que probar algo va a ser muy complicado porque han desaparecido los libros mercantiles, facturas, datos de retenciones y hasta las actas de reuniones. También se investiga el destino de las subvenciones que recibió la denominación de origen. Y espera, que aún no he acabado: el nuevo presidente también ha detectado un fraude organizado, durante al menos los últimos cinco años, en la certificación de los jamones; el año pasado 50.000 jamones no cumplieron con la denominación de origen de Teruel: o eran de fuera de provincia, o no eran de la raza adecuada o habían sido congelados. Fíate tú de las denominaciones de origen. Y es que la ruta de la corrupción también pasa por el jamón de Teruel.
    Y hablando de fraudes... ¿qué me dices de la chaptalización del vino? Algunas bodegas añaden sacarosa o azúcar al vino y así aumentan su gradación artificialmente, práctica prohibidísima —salvo en caso de meteorología muy desfavorable— en España (Ley 24/2003, de 10 de julio, de la Viña y del Vino. Artículo 10: Aumento artificial de la graduación alcohólica natural). En Francia y en Alemania lo permiten, pero lo deben etiquetar. Pues también hay fraude aquí, en Castilla La Mancha se ha detectado unas diez bodegas que lo hacen. Los nombres no han trascendido, no sea que no les compremos, pobres. ¿Cuántos políticos están involucrados en este fraude? Y así todo: fraude con el jamón, con el vino, con las botellas de champán francés falsas, con la leche, con la miel (importaciones de China de miel adulterada), con el café, con la carne, con las hamburguesas (vender cerdo y grasas por vacuno), con los zumos, con las fechas de caducidad de las conservas (las aumentaban en diez años), con el atún (inyectan extractos de remolacha para venderlo como atún rojo), con las gasolinas (descomunal fraude en los contadores, restan al IVA el impuesto de actividades ficticias), los sindicatos (el desvío de dinero de la cooperativa Promoción Social de Viviendas (PSV) avalada por el sindicato UGT, condenada en 2001 a pagar 78 millones de euros), con los bancos (innumerables: Preferentes, comisiones en general, cláusulas suelo, intereses de los depósitos (Sa Nostra), valores, obligaciones convertibles, en la contabilidad, en las tarjetas, directivos ladrones, en todo lo imaginable e inimaginable, etc), con los medios de comunicación (fraude en lo que cuentan y en lo que callan al estar en manos de la banca), con las gestoras de valores de bolsa (Gescartera simulaba la compra y venta de acciones), con las inversiones en sellos (típica estafa piramidal con 270000 afectados en Forum Filatélico y Afinsa), con las loterías, con los neumáticos usados...

Copyright © 2014 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.