Otros viajes

República del Ecuador 2004

18 de junio, Guayaquil 29 de junio, Cuenca
19 de junio, Guayaquil 30 de junio, Gualaceo, Chordeleg
20 de junio, Galápagos, Puerto Ayora 1 de julio, Ingapirca, San Pedro de Alausí
21 de junio, Galápagos, Seymour Norte 2 de julio, Nariz del Diablo, Riobamba, Baños
22 de junio, Galápagos, Genovesa 3 de julio, Paillon del Diablo, Puyo, Baños
23 de junio, Galápagos, La Española, San Cristobal4 de julio, Salasaka, Quito
24 de junio, Galápagos, Santa Cruz, Bartolomé 5 de julio, Quito, Otavalo
25 de junio, Galápagos, Fernandina 6 de julio, Quito
26 de junio, Galápagos, Santiago 7 de julio, Quito, Quevedo
27 de junio, Galápagos, Puerto Ayora, 8 de julio, Guayaquil
28 de junio, Galápagos, Bachas, Guayaquil 9 de julio, Guayaquil
10 de julio, Guayaquil

8 de julio, jueves

    El hotel Palace de Guayaquil está lleno, no importa, el de la esquina, el Oriente, tiene habitaciones libres y un recepcionista oriental muy simpático y profesional.
    Salimos a dar una vuelta hasta el mercado de artesanía y mejor no hacerlo, porque no vale la pena.
    Pasamos un rato entretenido en el estanque del Malecón 2000. Hay unos patos que son unos antisociales, la han tomado con unos de ellos y a punto han estado de matarlo, seis o siete se han echado encima de él y le picoteaban en la cocorota; gracias a la intervención de la policía se ha evitado una desgracia. Desconocemos la causa de semejante agresividad, aunque nos imaginamos que forma parte del cortejo previo al coito.
    En las tiendas de animales domésticos se vende el cangrejo rojo americano, auténtica plaga de muchos ríos españoles; aquí lo llaman langosta de río y es un animal típico de los acuarios en los hogares, es resistente y come de todo.
    A las seis, vemos una película de Lars Von Trier, Dogville. Me ha gustado mucho. Seis espectadores en el cine.
    Cenamos en un buen restaurante, el Fortín, en el hotel Continental. Muy recomendable.

Copyright © 2004 - MRB

La propiedad intelectual del texto me pertenece. Está prohibido, por tanto, su utilización sin mi expresa autorización.