Otros viajes

República del Ecuador 2004

18 de junio, Guayaquil 29 de junio, Cuenca
19 de junio, Guayaquil 30 de junio, Gualaceo, Chordeleg
20 de junio, Galápagos, Puerto Ayora 1 de julio, Ingapirca, San Pedro de Alausí
21 de junio, Galápagos, Seymour Norte 2 de julio, Nariz del Diablo, Riobamba, Baños
22 de junio, Galápagos, Genovesa 3 de julio, Paillon del Diablo, Puyo, Baños
23 de junio, Galápagos, La Española, San Cristobal4 de julio, Salasaka, Quito
24 de junio, Galápagos, Santa Cruz, Bartolomé 5 de julio, Quito, Otavalo
25 de junio, Galápagos, Fernandina 6 de julio, Quito
26 de junio, Galápagos, Santiago 7 de julio, Quito, Quevedo
27 de junio, Galápagos, Puerto Ayora, 8 de julio, Guayaquil
28 de junio, Galápagos, Bachas, Guayaquil 9 de julio, Guayaquil
10 de julio, Guayaquil

7 de julio, miércoles

    ¿Cuál es la situación política del país? Nada boyante: el diario EL CoMERCIo informa que el desempleo ha aumentado un 63% desde diciembre hasta abril. El actual presidente, el ex-militar Lucio Gutiérrez, del partido Sociedad Patriótica, fundado por él mismo, ganó las elecciones en 2002 con un programa anti-sistema y de izquierdas. A los pocos meses de jurar el cargo cambió radicalmente y se alió con la derecha. Ha defenestrado todos los tribunales de justicia y los ha sustituido por afines a su figura, ha anulado todos los juicios contra políticos acusados de corrupción, ha nombrado militares en los ministerios, en las empresas estatales y en la gobernación de las provincias. Los familiares de los militares han pasado a ocupar puestos en todo tipo de empresas públicas. La gasolina ha subido un 150% y las protestas y caceroladas son una constante en todo el país.
    Damos otra vuelta por Quito antes de marcharnos. Visitamos la iglesia de Santo Domingo, de aspecto tétrico. Caminamos hasta el teatro Sucre, el más importante del país, y regresamos para las once al hotel. Nuestro chofer ya nos está esperando. Nos advierte que los planes para visitar las ballenas de Puerto López no se pueden cumplir. Al parecer, el Gobierno Central mandó un millón de dólares al pueblo de Jipijapa para construir un hospital y ese dinero no aparece, dicen que se ha destinado a otros menesteres. El caso es que los concejales han destituido al alcalde y el pueblo se ha alzado en son de guerra, quieren que los concejales dimitan también y que el Gobierno mande un interlocutor. Como protesta, han bloqueado las carreteras alrededor de Jipijapa. Nuestro problema es que para llegar a Puerto López hay que pasar necesariamente por Jipijapa o dar un rodeo inadmisible.
    La bajada desde Quito (2700 msnm) a Santo Domingo de los Colorados (635 msnm) es espectacular, hay mucho tráfico de camiones y autobuses y los adelantamientos se producen sin ningún sentido de la prudencia. Nuestro chofer no es una excepción. En las carreteras verás unos carteles que dicen "Pilas: si chupas, no manejes". ¿Qué significa lo de "pilas"? Nuestro chofer nos lo aclara, significa "atento, ponte las pilas".
    Almorzamos en un comedero de Santo Domingo. En el bar tienen un pequeño acuario con un tritón albino enorme, un ajolote mejicano. El chico dice que le alimentan con carne.
    En la plaza del pueblo preguntamos a un policía sobre la revuelta de Jipijapa y nos confirman que continúan con los cortes de carreteras, que esta forma de protesta es habitual y que no dejan pasar absolutamente a nadie, ni a los turistas. Decidimos olvidarnos definitivamente de nuestra excursión para ver las ballenas.
    La carretera hasta Quevedo es buena, aunque carece de señalización. Cruzamos por pueblos pobres, bulliciosos y sucios, muy diferentes a los del altiplano. No me extraña que se lleven tan mal. Por aquí abundan las plantaciones de banano y palmera de aceite.
    Nos alojamos en una amplia habitación del hotel olímpico de Quevedo, la mejor opción de la ciudad y aún así, deja mucho que desear. Ya no salimos; los alrededores del hotel están poco iluminados y el panorama que vemos desde nuestra ventana no nos incita a salir de noche, nos quedamos leyendo y viendo la televisión. Cenamos en el hotel.
    A pesar de que Ecuador tiene una población de solo un 8% de blancos, en la televisión, todos los presentadores son blancos, ni rastro de indígenas o gente de color. Un país no se puede construir sobre la marginación de la inmensa mayoría de la población, más tarde o más temprano pasarán factura.
    Quevedo, sin basura, demuestra su cultura.

Copyright © 2004 - MRB

La propiedad intelectual del texto me pertenece. Está prohibido, por tanto, su utilización sin mi expresa autorización.