Otros viajes

República del Ecuador 2004

18 de junio, Guayaquil 29 de junio, Cuenca
19 de junio, Guayaquil 30 de junio, Gualaceo, Chordeleg
20 de junio, Galápagos, Puerto Ayora 1 de julio, Ingapirca, San Pedro de Alausí
21 de junio, Galápagos, Seymour Norte 2 de julio, Nariz del Diablo, Riobamba, Baños
22 de junio, Galápagos, Genovesa 3 de julio, Paillon del Diablo, Puyo, Baños
23 de junio, Galápagos, La Española, San Cristobal4 de julio, Salasaka, Quito
24 de junio, Galápagos, Santa Cruz, Bartolomé 5 de julio, Quito, Otavalo
25 de junio, Galápagos, Fernandina 6 de julio, Quito
26 de junio, Galápagos, Santiago 7 de julio, Quito, Quevedo
27 de junio, Galápagos, Puerto Ayora, 8 de julio, Guayaquil
28 de junio, Galápagos, Bachas, Guayaquil 9 de julio, Guayaquil
10 de julio, Guayaquil

6 de julio, martes

    Visitamos la iglesia de la Compañía de Jesús, de los mejores ejemplos del barroco en América. Una simpática guía nos comenta la visita.
    En la Sacristía tenemos un muñeco que representa a San Ignacio entregando su corazón a la Santísima Trinidad, es de las pocas representaciones que existen de la figura de Dios Padre.
    Se perdieron muchos cuadros debido a que en el siglo XVIII y XIX, después de las epidemias, se utilizaba cal para desinfectar los edificios.
    Para restaurar la iglesia reciben algo de dinero de la UNESCO y del Gobierno, pero no mucho, por la fama que tienen los jesuitas de peseteros.
    Fijarse en la escalera de caracol de la derecha, está pintada sobre la pared para buscar la simetría con la escalera real.

"El infierno" del pintor jesuita Hernando de la Cruz

    Justo antes de salir, a la izquierda, hay un cuadro del infierno con escenas de torturas realmente sádicas: al adultero le muerden los jabalíes; a los vengativos, los demonios les clavan puñales; al murmurador, le cortan la lengua las alimañas; al impuro, le hacen beber aceite hirviendo con un embudo en la boca; y otras torturas más sádicas aún que no comento por respeto a los hiperestésicos. ¡Cómo para no portarse bien!
    Ahora mismo, en Ecuador, el sesenta por ciento de la población son católicos. En 1906 se reformó la Constitución para dar cabida a otras religiones.
    Visitamos también el Centro Cultural Metropolitano.
    Y ahora le toca el turno a la Catedral. Verónica, una seria estudiante de segundo año de turismo, es nuestra guía. A partir del siglo XVIII los ojos de los muñecos son de vidrio. Para el velo de la figurilla de la Virgen empleaban cuero y cartílago de conejo, lo cocían y se ponía sobre el lienzo de lino, después lo encolaban en la cabeza del muñeco.
    Nos enseña la Capilla de la Parentela, uno de los mejores retablos de Sudamérica. Hay muchas figuras en yeso, moda que vino de Europa.
    El artesonado es de estilo mudejar, se colapsó en el terremoto de 1797. No se utilizó ni un solo clavo.
    Observar que el Jesucristo de la última cena tiene un cuy en el plato en vez de pan.
    Esta mañana, los jubilados se han manifestado frente al Palacio del Gobierno y con razón, porque dime tú cómo se puede vivir con una pensión jubilar de cuarenta y cinco dólares al mes. Ellos reclaman ciento cuarenta para al final recibir, supongo, una cantidad intermedia. ¿Y de dónde van a sacar el dinero? El Congreso va a presentar un informe con varias alternativas: una opción es elevar las tarifas del Impuesto a los Consumos Especiales para los cigarrillos, las cervezas y los licores y otra, aumentar un punto el IVA. Veremos en que queda.
    Después de almorzar, tomamos un taxi hasta el Museo Arqueológico del Banco Central, llegamos a las cuatro y cierran a las cinco, así que toca verlo deprisita.
    Otro taxi nos lleva a la librería Libri Mundi donde compramos algunos libros sobre la historia de Ecuador y un libro muy interesante de las Islas Galápagos realizado por científicos de la Estación Darwin.
    Callejeamos por la zona de Mariscal Sucre, llena de hoteles y tiendas con artesanías caras orientadas al turismo.
    Regresamos al Patio Andaluz y al enterarnos de que va a cenar un grupo de cuarenta personas, adelantamos nuestra cena para no coincidir con el grupo.
    Al anochecer paseamos por la plaza de la Independencia, donde a eso de las nueve todavía se ven grupos de turistas con guías.

Copyright © 2004 - MRB

La propiedad intelectual del texto me pertenece. Está prohibido, por tanto, su utilización sin mi expresa autorización.