Los viajes de Mariano

República de Croacia 2005

28 de junio, Dubrovnik4 de julio, Zadar, Korenica
29 de junio, Dubrovnik 5 de julio, Plitvice, Porec
30 de junio, Dubrovnik, Cavtat 6 de julio, Porec, Rovinj, Monsena, Pula
1 de julio, Ston, Korcula 7 de julio, Pula, Beram, Zagreb
2 de julio, Korcula, Strogonoff, Split 8 de julio, Zagreb
3 de julio, Split, Trogir, Zadar 9 de julio, Zagreb

7 de julio, jueves

    Regresamos al casco histórico de Pula para verlo a la luz del día. Está atiborrado de turistas, sobre todo, de italianos. Durante nuestro paseo por las calles principales de Pula nos topamos con un castro: durante la excavación para la construcción de los cimientos de un edificio se han encontrado con cientos de vasijas antiguas en perfecto estado. Desconocemos si el descubrimiento es o no importante pero seguro que el retraso en la construcción de los pisos sí va a serlo.
    Ponemos rumbo a Zagreb haciendo una parada en Beram para ver los frescos más célebres de Istria, los del santuario de Santa María de Skrikijinama. El santuario está a la sombra de un bosque, a un kilómetro del pueblo. Resulta interesante por su contenido y por el bosque que lo alberga.
    Llegamos a Zagreb a las seis y buscamos los carteles de sobe que tanto abundan por la costa. Fracaso total, aquí son inexistentes. Por no perder más el tiempo nos alojamos en el hotel Aristos, nada económico.
Plaza del conde Josip Jelačić, el de la estatua ecuestre.
    En la oficina de turismo de la plaza Josip Jelačić nos atienden, en un bonísimo español, tres chicas con muchas ganas de saber sobre nuestro país. Nos entregan un plano de la ciudad con dos itinerarios diferentes. Cenamos en la parte vieja y después tomamos un helado en Vincek. Las terrazas rebosan de gente y en un club, la juventud baila apelotonada los ritmos caribeños de los salseros de moda.

Copyright © 2005 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.