Otros viajes

Islas Cícladas 2007

29 de junio, Atenas8 de julio, Folegandros
30 de junio, Atenas, Santorini9 de julio, Folegandros, Naxos
1 de julio, Santorini10 de julio, Naxos
2 de julio, Santorini11 de julio, Naxos
3 de julio, Santorini, Milo12 de julio, Míconos
4 de julio, Milo 13 de julio, Míconos, Delos
5 de julio, Milo 14 de julio, Míconos
6 de julio, Milo 15 de julio, Míconos, Atenas
7 de julio, Folegandros 16 de julio, Atenas
Datos económicos del viaje

14 de julio, sábado

    Sopla un viento capaz de arrancarte el bigote, aún así los barcos parten hacia Delos.
   Encontramos algunas dificultades para alquilar coche, las principales agencias no disponen de ninguno libre. Tras mucho porfiar, al fin nos hacemos con un Smart automático; un coche muy divertido de conducir y más estable de lo que parece.
   Según la recepcionista de nuestro hotel, la playa más protegida del viento es Psarou, así que allá vamos. El aparcamiento escasea, pero lo mejor de un Smart es que cabe en cualquier sitio. Las tumbonas y sombrillas de paja cubren el ochenta por ciento de la arena; en cuestión de una hora se llena.
   Comemos unas bolas de calabacín con queso y calamares fritos en la plaza de Ano Mera, en la taberna Apostolis, recomendable por su limpieza. El monasterio de Panagia Tourliani, en la misma plaza, bien merece una visita; debe su nombre a un icono que se encontró flotando en el mar; la tradición cristiana asegura que fue realizado por el propio san Lucas. El campanario es de mármol. El simpático monje de la foto le dio dos besos a mi mujer en la misma mejilla al despedirse... será la costumbre de aquí.
Junto a un monje cristiano ortodoxo en el patio del monasterio Panagia Tourliani
    El viento sigue soplando con mucha rabia; según la televisión, hoy alcanzará los 120 km/h. Algunas sillas del restaurante caen al suelo.
    Nos acercamos hasta la playa de Kaldo Livali, donde la zona derecha está algo protegida del viento y se puede estar. Cuando abro las puertas del coche parece que el viento las fuera a arrancar.
    Visitamos también la playa más famosa de la isla: Plintri, más conocida como Super Paradise; el lugar favorito para los que no quieren parar de beber y bailar noche y día. No es nada aconsejable ir en coche: la carretera es estrecha, llena de curvas y bajadas muy pronunciadas; aparcar tampoco es fácil. La mejor opción para venir hasta aquí es el gasolino desde Platis Gialos. Cuando nosotros llegamos, a eso de las ocho, todo el personal anda concentrado alrededor de una bailarina de movimientos desangelados. En la playa, las tumbonas y sombrillas cubren casi por completo la arena. Parece un lugar agradable si te gusta la música disco y las distancias cortas.
    De vuelta a Chora (Míconos Town) hacemos un alto en Ano Mera para repetir en la taberna Apostolis; esta vez para degustar unos salmonetes y berenjenas blancas fritas.
    Por la noche, pasear por las callejuelas de Chora se nos hace incómodo, hoy hay mucha gente y no se puede ni andar. Después de saborear unos buenos helados, nos retiramos pronto a nuestra habitación a montar nuestra fiesta particular...

Copyright © 2007 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.