Otros viajes

Islas Cícladas 2007

29 de junio, Atenas8 de julio, Folegandros
30 de junio, Atenas, Santorini9 de julio, Folegandros, Naxos
1 de julio, Santorini10 de julio, Naxos
2 de julio, Santorini11 de julio, Naxos
3 de julio, Santorini, Milo12 de julio, Míconos
4 de julio, Milo 13 de julio, Míconos, Delos
5 de julio, Milo 14 de julio, Míconos
6 de julio, Milo 15 de julio, Míconos, Atenas
7 de julio, Folegandros 16 de julio, Atenas
Datos económicos del viaje

13 de julio, viernes

    A Míconos le llaman la Isla de los Vientos: en invierno sopla un fuerte viento llamado siroco, que suele traer arena de las costas africanas, y durante el verano sopla el meltini, procedente del norte y que ayuda a bajar la temperatura estival, aunque puede resultar molesto para los que usamos sombrero sin barboquejo; mi mano derecha se pasa la mitad del tiempo sobre mi cabeza, un incordio a la hora de hacer fotos. Esta mañana el meltini es tan fuerte que ya creíamos que el barco turístico hacia la isla de Delos no zarparía, pero nos equivocamos. Es natural, si no zarpa, no hay ingresos. Tras una travesía de treinta minutos ya estamos pisando la isla donde, según la mitología griega, nacieron nada menos que Apolo, dios del sol, y su hermana gemela, Artemisa, diosa de la caza.

Embarcadero de Delos y parte de las ruinas

    Las ruinas actuales de Delos corresponden a su periodo de máximo esplendor, cuando Delos era el centro de toda la actividad comercial del este del Mediterráneo. Se estima que en un año se movían en su puerto 750000 toneladas de mercancías. Ricos mercaderes, banqueros y navieros se instalaron en esta isla allá por el siglo I AEC. Esto atrajo también a muchos constructores, artistas y artesanos que construyeron lujosas mansiones, ricamente decoradas con estatuas, frescos y suelos cubiertos con mosaicos, de los que todavía se pueden ver unos cuantos. La propia prosperidad de la isla y su buena relación con los romanos fueron las principales causas de su destrucción ya que en la guerra de Mitrídates VI contra los romanos la invadió matando a sus moradores y, a partir de ahí, entró en un declive imparable que concluyó con su abandono en el siglo VI.
    En un estanque de aguas pluviales diviso ranas como un puño de grandes, ¿cómo habrán llegado hasta aquí? En barco, como todos.

Ruinas de Delos

    De regreso a Míconos, el mar se mueve aún más que por la mañana y entre el pasaje se observan caras de preocupación; las gorras se las lleva el viento y más de uno tiene que acercarse a la borda para arrojar el desayuno. Con el viento en contra, tardamos una hora en volver a la seguridad del puerto de Míconos.
    Esta mañana ha atracado un enorme crucero, amén de los dos o tres más pequeños que recalan cada día, y las calles más comerciales de Míconos Town están abarrotadas de cruceristas, que curiosean en las tiendas de lujo y de artesanía hippy.
    De sobra es conocido que Míconos es un destino muy querido por los gays, pero lo que parece una nueva tendencia son los tríos masculinos, que por cierto, van impecables: corte de pelo estiloso, buen bronceado, camisetas ceñidas, biceps de gimnasio y siempre depilados.

Copyright © 2007 - MRB

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.