Otros viajes

República Popular China 2004

1 de abril, Pekín 8 de abril, Guilin, Hangzhou
2 de abril, Pekín9 de abril, Hangzhou, Suzhou
3 de abril, Pekín10 de abril, Suzhou, Shanghai
4 de abril, Pekín, Xian11 de abril, Shanghai
5 de abril, Xian12 de abril, Shanghai
6 de abril, Xian, Guilin13 de abril, Shanghai
7 de abril, GuilinHoteles del viaje

5 de abril, lunes

    A las nueve nos ponemos en marcha hacia los soldados de terracota. Malva no cesa de hablar en toda
Soldados de terracota de Xian
la hora que dura el trayecto, con nosotros o con el chofer. Su tío es ingeniero y hasta hace ocho años vivía en una casa pequeña, ahora tiene dos pisos y una casa en el campo. Los pisos en China son grandes, el de sus padres es de unos 120 m², claro que, ambos son profesores de Universidad. El padre de Malva es doctor en filología inglesa y profesor de inglés y ella ha escogido el idioma español para que no la fiscalicen. Aunque tiene novio, vive en casa de sus padres, así, ahorra más.
    Esta semana, Xian acoge una reunión sobre desarrollo interno y todos los hoteles están llenos, incluso se nota que el tráfico es más intenso.
    El mundialmente famoso Ejercito de Terracota se descubrió en 1974, desde entonces, donde solo había campos y huertas, se ha levantado toda una ciudad. El campesino que descubrió el lugar firma ahora libros en la tienda del complejo turístico. Visitamos el museo y el lugar donde se encuentra el ejército.
    Después de almorzar visitamos la Pagoda de la Gran oca, que es un pequeño templo budista. La puerta del centro solo se abre para los nuevos monjes que ingresan en el templo, renunciando a la vida seglar.
    Visitamos la muralla de la ciudad. Tiene 14 km de perímetro. Uno de sus torreones contiene una tienda para turistas, alfombras, cuadros, cerámica, etc.
   A las ocho tomamos un taxi hacia el restaurante-espectáculo Dinastía Ming para ver una representación de danza y música. El taxista se toma la libertad de darnos un recorrido turístico adicional no solicitado que a pesar de todo no supera un euro.
Espectáculo Dinastia Tang
    El público está compuesto, en su inmensa mayoría, por narices altas en edad de disfrutar de la jubilación, están terminando la cena y a juzgar por sus caras, han comido muy bien. Mientras cenan, un grupo musical nos entretiene. En la mesa aledaña vemos una reunión de hombres de negocios chinos, todos pasan de los cincuenta y ninguno tiene canas. Teñidos, por supuesto. Después de recoger las mesas, comienza el espectáculo principal. El local se llena a rebosar. Hay que descubrirse ante el nivel instrumental de los músicos y ante la claridad del sonido que sale de los altavoces. A la salida, compramos el cedé con la música del espectáculo.
    Malva nos habla un poco sobre la caligrafía y la pintura. La caligrafía china está considerada un arte y se inspira, como el resto de las artes, en la naturaleza. Cada trazo sugiere la forma de un objeto natural, por tanto, las piezas de caligrafía no tienen porqué ser ni simétricas ni perfectas, sino que deben transmitir un sentimiento de vida y de ritmo. Los trazos se hacen siempre de izquierda a derecha, de arriba a abajo y de afuera hacia adentro. En la caligrafía y en la pintura no se permite retocar ni sombrear. La línea es el elemento básico y no las luces y las sombras, como en el arte occidental.
    (Temperaturas de hoy en Xian: T mín = 11,5 º C; T máx = 28,7º C. Humedad media = 47 %).

Copyright © 2004 - MRB

La propiedad intelectual de los textos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.