Otros viajes

Cerdeña 2009

27 de junio, Cagliari6 de julio, Alghero
28 de junio, Cagliari7 de julio, Grotta di Nettuno, Alghero
29 de junio, Portixeddu, Buggeru8 de julio, Sassari, Castelsardo, Arzachena
30 de junio, Portixeddu, Porto Flavia9 de julio, Coddu Vecchiu, Li Muri, Dorgali
1 de julio, Sa Mannau, Su Nuraxi, Barumini10 de julio, Orgosolo, Bari Sardo
2 de julio, Aruttas, Kabras11 de julio, Cardedu, Marina Bari
3 de julio, Tharros, Oasi di Seu, Kabras12 de julio, Cala Porto
4 de julio, Santuario Santa Cristina, Marina Bossa13 de julio, Cagliari
5 de julio, Bosa, Saccargia, Bosa MarinaDatos económicos del viaje

6 de julio, lunes

    Aprovechamos los primeros rayos de sol del día para pasar un rato en la playa de Bosa Marina y para las diez ponemos rumbo hacia Alghero, aquí nos alojamos en el primer hotel que vemos, el hotel La Playa, al precio de ottenta euros que se convertirán en chento por arte de magia, a la hora de dejar el hotel. La señora de la recepción habla algo parecido a catalán; en realidad habla alguerés, que es una mezcla de catalán, italiano y sardo. Alghero fue conquistada en el siglo XIV por la Corona de Aragón y se repobló con catalanes. Parece que el alguerés está siendo desplazado por el italiano cada vez más y en poco tiempo no quedará nadie que lo hable.

Alghero

    Comemos unos tagliatele con mejillones en Machiavello, en la parte vieja de Alghero y luego visitamos la catedral de Santa María, la iglesia de San Francisco y otras. Regresamos al hotel a pasar las horas centrales del día tumbados en la piscina, a la sombra.
    La larga playa de Alghero despide un olor pestilente a aguas fecales y la parte más cercana al puerto deportivo está repleta de montañas de algas secas.
    A las cuatro y media de la mañana me despierta un mosquito en vuelo rasante con claras intenciones de hacerme una extracción. Diez minutos me ha costado asesinarle. Ni en la revisión médica anual me dejo pinchar, y con los mosquitos no hago excepción. Menos mal que el anopheles ya no campa a sus anchas por Cerdeña, como antiguamente. Cerdeña fue el último lugar de Europa del que se erradicó la malaria. Se encargó de ello la fundación Rockefeller, que entre 1946 y 1951 roció con 10000 tons. de DDT un área del tamaño de la provincia de Valencia. Junto con los mosquitos murieron ovejas, peces y abejas. No faltó quien calificó la acción como brutal, dada la cantidad de DDT empleado, y de utilizar a la población de Cerdeña como conejillos de indias para estudiar las consecuencias. Lo que está claro es que el objetivo se cumplió y el anopheles dejó de matar en Cerdeña. Posteriores estudios sobre la población resultaron en que el DDT no afecta seriamente a los humanos y que con cantidades de DDT muy inferiores hubiera sido suficiente.

Copyright © 2009- MRB
La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.