Otros viajes

Cerdeña 2009

27 de junio, Cagliari6 de julio, Alghero
28 de junio, Cagliari7 de julio, Grotta di Nettuno, Alghero
29 de junio, Portixeddu, Buggeru8 de julio, Sassari, Castelsardo, Arzachena
30 de junio, Portixeddu, Porto Flavia9 de julio, Coddu Vecchiu, Li Muri, Dorgali
1 de julio, Sa Mannau, Su Nuraxi, Barumini10 de julio, Orgosolo, Bari Sardo
2 de julio, Aruttas, Kabras11 de julio, Cardedu, Marina Bari
3 de julio, Tharros, oasi di Seu, Kabras12 de julio, Cala Porto
4 de julio, Santuario Santa Cristina, Marina Bossa13 de julio, Cagliari
5 de julio, Bosa, Saccargia, Bosa MarinaDatos económicos del viaje

5 de julio, domingo

    Hoy visitamos la ciudad de Bosa, situada a tres kilómetros de Bosa Marina, aguas arriba del río Temo, el único navegable de Cerdeña. Bosa fue fundada por los fenicios y prosperó con los romanos; en el siglo XII, la familia Malaspina construyó un castillo para hacer frente a los piratas árabes que penetraban por el río Temo. En el XIX, los Savoyas tuvieron un próspero negocio de curtidurías, como se puede ver en el museo de la Casa Deriu. Es aconsejable callejear por el casco viejo: plazas con fuentes, antiguos edificios medievales restaurados, redes de pescadores colgando de las paredes... y entre las elegantes balaustradas de hierro de los balcones verás una cesta con una cuerda que los residentes utilizan para subir cualquier cosa de poco peso desde la calle al piso. ¡Ah!, y no te pierdas el interior de la catedral de la Inmaculada, un raro ejemplo del rococó.
    Comemos en Borgo S. Inazio y después salimos en dirección a la abadía de la Santísima Trinidad de Saccargia, pero antes nos detenemos en la necrópolis de San Andrés di Priu, cerca de Rebeccu. Es la necrópolis más grande de la isla, con unas veinte cuevas del 4000 AEC. De todas ellas, solo se visita, con guía, la tumba del Capo. Lo más curioso de esta necrópolis excavada en la roca es la figura taurina que corona la loma, seguramente representación de un dios local.
    La autopista nos conduce directos a nuestro principal objetivo: la abadía de Saccargia. Las franjas de basalto negro y piedra caliza blanca de la fachada son típicas del estilo románico pisano.
Abadía de la Santísima Trinidad de Saccargia
El fresco de influencia bizantina que llena las paredes del ábside, con típicos íconos de la religión cristiana, bien merece una contemplación al detalle. ¿Y cuál fue el motivo de construir una iglesia en este lugar? Pues fue una promesa del juez Constantino y su esposa Marcusa, que se alojaron en una ocasión en un monasterio cercano y pactaron con la Virgen local que si les concedía un hijo, donarían dinero para una iglesia. Ambos cumplieron con su parte, así que la iglesia se construyó sobre los restos de un monasterio. Se terminó en 1116 y entre 1118 y 1120 se modificó añadiendo la torre, elevando los muros, etc. Se abandonó en el siglo XVI porque los monjes ya empezaban a escasear.
    Nos acercamos hasta Ardara para ver la iglesia de Santa María del Regno, la hija del juez de Torres puso el dinero para su construcción, con lo que se ganó un puesto en el cielo de por muerte.
    Volvemos a la playa de Bosa Marina justo a tiempo de aprovechar los últimos rayos del atardecer y nos colocamos al lado de la torre española, donde un cormorán hiperactivo en busca de peces se acerca a menos de dos metros de nuestras piernas.
    Cenamos en el restaurante de la Residencia Lido Chelo, a ciento cincuenta metros de nuestro hotel: atún rojo para mi mujer, pez espada para mí y, de postre, panacotta.

Copyright © 2009- MRB
La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.