Otros viajes

Cerdeña 2009

27 de junio, Cagliari6 de julio, Alghero
28 de junio, Cagliari7 de julio, Grotta di Nettuno, Alghero
29 de junio, Portixeddu, Buggeru8 de julio, Sassari, Castelsardo, Arzachena
30 de junio, Portixeddu, Porto Flavia9 de julio, Coddu Vecchiu, Li Muri, Dorgali
1 de julio, Sa Mannau, Su Nuraxi, Barumini10 de julio, Orgosolo, Bari Sardo
2 de julio, Aruttas, Kabras11 de julio, Cardedu, Marina Bari
3 de julio, Tharros, Oasi di Seu, Kabras12 de julio, Cala Porto
4 de julio, Santuario Santa Cristina, Marina Bossa13 de julio, Cagliari
5 de julio, Bosa, Saccargia, Bosa MarinaDatos económicos del viaje

10 de julio, viernes

    Orgosolo es un pueblo de montaña poco atractivo donde no hay una triste señal que indique donde se hallan sus famosos murales y encima apenas pasea gente por sus calles. Por fin, tras unas cuantas vueltas, damos con ellos en la parte alta del pueblo, en la calle Corso Republica. El primer mural nació como un proyecto escolar del profesor Francesco del Casino en 1975, para celebrar el treinta aniversario de la liberación de Italia. Ahora mismo hay más de ciento cincuenta, muy variados en estilos y en temática: crítica social, sátira política, noticias internacionales, profecías del fin del mundo, liberación de la mujer, mafia, etc.
Pinturas murales de Orgosolo
Pero Orgosolo no es sólo famoso por sus murales: entre 1901 y 1950, la rivalidad entre dos familias por causa de una herencia ocasionó tantos asesinatos que casi desaparecen ambas familias. Los sucesos sirvieron a la escritora premiada con el Nóbel, Grazia Deledda, natural de Nuoro, para escribir su libro Palomas y gavilanes.
    El Pimpinela Escarlata del bandolerismo sardo, Graziano Mesina, también era natural de Orgosolo, empezó por apedrear a su profesor siendo un niño y a pesar de los cuarenta años que pasó a la sombra, tuvo tiempo para ejecutar innumerables asesinatos y secuestros; se fugó de la cárcel nueve veces y su vida ha dado pie a numerosas novelas, películas y canciones. Después de cumplir condena, regresó a su Orgosolo natal y se ha instalado como guía turístico... de sus propias fechorías, acompaña ocasionalmente a los turistas a explorar las áreas más inaccesibles de la zona, escenario de sus increíbles fugas.
    Y no creas que lo del bandolero Graziano era un caso aislado; hasta bien entrada la década de 1990 las bandas de secuestradores han operado en las impenetrables montañas de los alrededores de Orgosolo. La película Bandidos de Orgosolo, de 1961, cuenta la historia de un pastor echado al monte tras ser injustamente acusado de un crimen.
    Decidimos comer en Montes un menú del día que resulta bastante copioso: entremeses con queso y pasta y un principal de cochinillo. La crema de queso pecorino está estupenda; se hace con leche de pécora (cabra).
    Tiramos hacia el sur y llegamos a un parque del Supramonte idílico, con ganado pastando, cerdos, caballos, vacas y cabras, etc. Pero la carretera no continúa; llega a una estación forestal y se acaba. Volvemos atrás y tomamos la carretera correcta. Sorprendemos a un aguilucho sobre un conejo muerto en la carretera.
    Cruzamos Lanusei, la ciudad de las cerezas, y nos alojamos en la Residencia del L'est, a medio camino entre el pueblo de Bari Sardo y la playa. Bajamos a la playa cuando el sol se acerca a la raya del horizonte; queda muy poca gente y un tractor limpia la arena. Nos asentamos a la derecha, a pocos metros de la torre española de vigilancia. Se construyeron ochenta y dos en toda la isla para defenderse de turcos otomanos, franceses y piratas bereberes.

La propiedad intelectual de los textos y de las fotos me pertenece, por lo que está prohibida su reproducción total o parcial sin mi expresa autorización.

Copyright © 2009- MRB